Megaminería: claves del proyecto que fractura a Chubut

Se suspendió la votación de esta semana para la zonificación minera en los departamentos de Gastre y Telsen. Se podría volver a intentar su tratamiento el 16 de marzo.

Esta semana se iba a tratar en la primera sesión ordinaria del año de la Legislatura del Chubut el proyecto de zonificación minera. Sin embargo, debido a la «falta de garantías de seguridad» para los integrantes de la Cámara, se definió postergarlo para el 16 de marzo próximo. La Legislatura chubutense Chubut buscaba aprobar el jueves un proyecto de ley que permita que la minera canadiense Pan American Silver encare su proyecto de plata Navidad, en el que planea invertir cerca de 1.000 millones de dólares.

La propuesta legislativa, enviada por el gobernador Mariano Arcioni, habilitaría la explotación minera en los departamentos de Gastre y Telsen, en la zona centro-norte de la provincia. Al conocerse que la iniciativa ingresaría en el Orden del Día tras obtener despacho de Comisión, grupos anti-mineros se movilizaron en la noche del miércoles y hubo algunos escraches en viviendas de los legisladores. La convocatoria comenzó por redes sociales para concentrarse en Rawson.

Por la mañana del jueves, ante la inminencia de conflictos con la población chubutense que se opone a la radicación de una empresa de megaminería, se reunió el vicegobernador Ricardo Sastre con los presidentes de los bloques legislativos Adriana Casanovas (PJ), Manuel Pagliaroni (UCR), Sebastián López (Integrando Chubut) y Juan Pais (Chubut Al Frente). Se tomó la determinación de levantar la sesión ordinaria ante la falta de garantías de seguridad. El proyecto de zonificación minera podría incorporarse a los temas a tratar en la sesión prevista para el martes 16 de marzo.

Rechazo a la explotación minera

El proyecto para la Meseta incluye la zonificación minera en los departamentos Telsen y Gastre. La iniciativa había logrado despacho de la Comisión de Recursos Naturales el último miércoles, con seis votos a favor y dos en contra. La minería a cielo abierto y el uso de cianuro para procesamiento están prohibidos en la sureña provincia desde 2003. Sin embargo, este será el tercer intento que realizará el gobernador para aprobar la legislación minera. La votación ya había sido postergada en diciembre y febrero en medios de protestas en las principales localidades de la provincia.

Actualmente siete provincias prohíben técnicas de extracción de minerales por fuera del código de minería de la Nación: Chubut, Río Negro, La Pampa, Mendoza, Córdoba, San Luis y Tucumán. Chubut, mediante la ley 5001, del 8 de mayo de 2003, prohibió la actividad minera metalífera en la modalidad de cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción de minera. A fin del año pasado la Legislatura mendocina derogó la ley 9209, que modificaba la 7722 y habilitaba el uso de sustancias como el cianuro en la extracción de metales.

La ley que busca aprobarse elimina la restricción para realizar minería en los departamentos chubutenses de Gastre y Telsen, una extensa área poco habitada en el centro-norte de la provincia. Se trata de un gigantesco desarrollo que prevé invertir alrededor de 1.300 millones de dólares con una vida útil de 18 años, pero con posibilidades de extenderse por más tiempo a otras zonas.

Como suele suceder, la zanahoria que ofrecen los gobiernos para conseguir apoyo a este tipo de actividades extractivas es la supuesta generación de empleo, aunque se trata de uno de los sectores que menos mano de obra involucra.

En este último intento se estipula que las mineras deberán contratar hasta un 80 por ciento de la fuerza de trabajo en la provincia, y el 20 por ciento deben ser mujeres. También promete incrementar los controles a la regulación hídrica y destinará el 2 por ciento de las regalías a los sindicatos del sector para realizar obras de infraestructura destinadas al bienestar social y la salud de sus afiliados.

El atractivo de extraer sin control

Estudios preliminares de Pan American advierten que Navidad cuenta con 67,8 millones de onzas (Moz) en recursos medidos y 564Moz en la categoría de indicados. De aprobarse la propuesta legislativa, otras empresas podrían volcarse a reabrir proyectos de exploración de oro y plata en la meseta chubutense que fueron paralizados por la prohibición, lo que agravaría el malestar de la población local.

Desde el Consejo Federal de Minería (Cofemin) manifestaron este domingo su «rechazo y repudio a los actos antidemocráticos» ocurridos en Chubut, que forzaron la suspensión de la discusión en la Legislatura local sobre la zonificación para posibilitar la actividad minera en la meseta central de la provincia.

El Cofemin, formado por las 23 provincias, «conoce perfectamente las reglamentaciones vigentes, la actividad minera y la necesidad de los pueblos», según el comunicado oficial. «Estos tres parámetros fundamentales garantizan la sustentabilidad de cualquier proyecto minero argentino, y es por eso que está absolutamente convencido de que el crecimiento de la industria minera no solo es posible en Argentina, sino que resulta necesaria para aportar a las mejoras en el desarrollo y el bienestar social de la población», expresó el Consejo.

El escrito fue firmado por el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, en su rol de presidente del Cofemin, y demás miembros en representación de las provincias. Las diferencias internas en el justicialismo chubutense sobre la instalación de la megaminería en la provincia, ocasionaron que el diputado provincia, Carlos Eliceche rompiera con el Bloque del PJ-Frente de Todos en la Legislatura, abriendo un fuego cruzado en el bloque oficialista.

FUENTE: El Destape

Por Cristian Carrillo