Dos Modelos De País: Liberación o Dependencia

Por Javier Parbst

Javier Parbst

Celebramos a nuestra fuerza política, a nuestro compañero presidente Alberto Fernandez planteando en la campaña que al fin tenemos una coincidencia con la derecha argentina: “Claro que se enfrentan dos modelos de país”, el del gobierno anterior, el de las corporaciones, el de las elites que siempre hambrearon el Pueblo, y el nuestro, el del trabajo, la inclusión, el mercado interno, la justicia social, todos esos valores y derechos que quienes siempre tuvieron todo critican como dádivas.

Desde San Martín luchando por la liberación de la Patria Grande y el centralismo de Buenos Aires pidiéndole que vuelva a la Argentina hay dos modelos de país.

Desde Rosas defendiendo la soberanía ante las potencias mientras Sarmiento y Mitre conspiraban con el enemigo de la argentina por simples intereses personales hay dos modelos de país.

Lo hay desde el Martín Fierro de Hernandez y el Facundo de Sarmiento. Desde la oligarquía azorada por el Pueblo que seguía a “el peludo” como lo llamaban a Yrigoyen.

Desde el 17 de Octubre con el Pueblo demostrando el amor y la lealtad al líder que les cumplió, al bombardeo de la plaza de mayo por los privilegiados que no soportaban ceder un poco de su riqueza, desde ahí hay dos modelos de país irreconciliables.

Y no es malo decirlo, porque no significa que un bando tenga que destruir al otro, sino, que la oligarquía argentina, las elites asociadas al capital extranjero multinacional, deben entender que la voluntad de las mayorías es la democracia, les guste o no. Y que la democracia es hacer lo que el Pueblo quiere y servir un solo interés, el del Pueblo.

Liberación o Dependencia son los dos modelos en pugna desde siempre.

Liberación es trabajar por plasmar una argentina grande, potencia, con pleno empleo en un país donde, como decía el gral. “esta todo por hacerse”.

Dependencia es la sumisión intrínseca de nuestra oligarquía hacia el sajón del norte. Es el discurso mediático a sueldo de tipos que se llaman “periodistas” de que somos un país pobre, que no sirve… mientras los mismos privilegiados de siempre se siguen llevando nuestras riquezas al extranjero.

Romper esa dependencia es darle continuidad a un gobierno que con aciertos y errores trabaja siempre por las mayorías, se pelea con los grupos económicos y no con el Pueblo trabajador como hizo Macri durante 4 años.

FUENTE: javierparbst.com