Archivo de la categoría: Futbol

«Mirá que te como, hermano», la frase con la que «Dibu» Martínez intimidó a sus rivales en los penales

El arquero albiceleste, que fue papá hace cuatro días, tuvo un duelo particular con cada uno de los ejecutantes de Colombia. «Venimos por un sueño», dijo entre lágrimas.

El arquero marplatense Emiliano «Dibu» Martínez jugó un partido aparte con cada uno de los ejecutantes de Colombia en la definición por penales y les lanzó frases intimidatorias antes de atajar los tres que le dieron la clasificación a la final de la Copa América a la Selección argentina.

«Mirá que te como hermano», le repitió a Davinson Sánchez y Yerry Mina en el segundo y tercer tiro de la serie, aprovechando el silencio del estadio por la falta de público producto de la pandemia de coronavirus.

Así, contuvo sobre su palo izquierdo los remates para dejar «match point» al conjunto albiceleste, y en el mismo lugar se quedó con el tiro de Edwin Cardona que desató el festejo.

Martínez, que no llegó a debutar en Primera División en Argentina y se fue muy chico a Europa, fue papá de Eiba hace cuatro días, en medio de una burbuja que la Selección argentina mantiene desde hace más de 40 días.

«Venimos hace cuarenta días encerrados, somos la única Selección que no pudimos ver a nadie. es un trabajo conjunto de 70 personas entre cocineros, cuerpo técnico, personal de limpieza», destacó Martínez.

Y remarcó: «Venimos por un sueño y ahora vamos a jugar la final, qué mejor que ante Brasil y en su cancha».

Sobre el desarrollo del partido, el arquero de 28 años analizó: «Colombia jugó un buen segundo tiempo, tuvimos ocasiones para cerrarlo, y después en los penales ellos son muy fuertes, pero por suerte pudimos ganarlo».

El sábado, en el mítico estadio «Maracaná», será la definición frente a Brasil para romper una sequía de 28 años sin títulos.

«Brasil es un equipazo, pero nosotros tenemos al mejor del mundo y vamos a ir ganarla», cerró.Escrito por Noticias Argentinas 

FUENTE: Noticias Argentinas

Murió de coronavirus Leopoldo Jacinto Luque

El exdelantero estaba internado desde hacía varias semanas

Luque en acción durante el Mundial de 1978, donde anotó cuatro goles. 

Su ciclo en el más alto nivel del fútbol fue breve, pero suficiente para depositarlo en la historia. Leopoldo Jacinto Luque debutó en la primera de Rosario Central en 1972, jugó en Unión de Santa Fe entre 1973 y 1975, a mediados de ese año Angel Labruna lo llevó a River, en 1978 César Luis Menotti le dio la titularidad como centrodelantero del Seleccionado argentino que ganó el Mundial y en 1980 dejó de jugar en ambos equipos, relegado por la juventud y la explosión goleadora de Ramón Díaz. Luque extendió su carrera profesional hasta 1986. Pero los reflejos de ese tramo inolvidable nunca pudieron apagarse. En una época de notables jugadores, Luque fue un notable atacante, movedizo, veloz, hábil, guapo y goleador.Por eso duele tanto la noticia de su muerte, víctima del coronavirus, acaecida a los 71 años en la Clínica de Cuyo de Mendoza, la provincia donde había elegido residir en los últimos tiempos.

Nacido en un humilde hogar de Santa Fe, el 3 de mayo de 1949, no fue sencillo el tránsito de Luque rumbo a la gloria mayor. Y acaso su recorrido por aquel Mundial de 1978 ayude a comprenderlo. Hizo el gol del empate en el partido debut de la Argentina ante Hungría, la noche del 2 de junio de 1978, arremetiendo tras un tiro libre de Mario Kempes que el arquero Gujdar no había podido contener. Y ante Francia, destrabó un trámite complicado con un golazo que todavía hoy emociona de sólo recordarlo: recibió de Ardiles y a 25 metros del arco francés, despidió un derechazo extraordinario que se le coló a media altura al arquero Dominique Baratelli.

Unos minutos más tarde, recibió un fuerte foul sobre un costado, cayó mal y se luxó el codo derecho. Pero como Menotti ya había hecho los dos cambios autorizados en aquella época, debió terminar el juego con el brazo recogido contra su cuerpo y con un hondo dolor dibujado en su rostro. Pero eso no sería nada en comparación a lo que le vendría inmediatamente luego. Al llegar al vestuario del estadio Monumental, se enteró que su hermano Oscar había fallecido en un accidente automovilístico cuando viajaba desde Santa Fe para ver el partido. Menotti le ofreció desafectarlo de la Selección. Pero Luque quiso seguir igual en homenaje a su hermano. Viajó a su sepelio a Santa Fe y volvió al otro día a la concentración de la Fundación Natalio Salvatori de José C. Paz.

La lesión en el codo derecho lo dejó fuera del equipo en los partidos ante Italia (en River) y Polonia (en Rosario), Menotti lo incluyó ante Brasil y ahí volvió a sufrir: el recio zaguero brasileño Oscar le aplicó un codazo y le cerró el ojo derecho. Con ese ojo en compota hizo el cuarto y el sexto gol en el 6 a 0 de la Argentina ante Perú y jugó toda la final ante Holanda. Con cuatro goles marcados en cinco partidos, fue el segundo goleador del equipo detrás de Kempes y uno de los protagonistas del Mundial. Su pelo largo, sus largos bigotes a la mexicana y su grito de gol con el pecho inclinado hacia adelante y los brazos abiertos constituyen una gráfica imborrable de aquellos tiempos únicos del fútbol argentino.

Pero además, Luque tuvo antes otra cita con la historia. A los 20 minutos del segundo tiempo del amistoso que la Argentina le ganaba 5 a 1 a Hungría en la Bombonera el 27 de febrero de 1977, le dejó su lugar a un chiquilín de pelo enrulado, Diego Maradona, que esa misma tarde inició su fabuloso romance con la casaca celeste y blanca. 

El Mundial ’78 fue la cima de la carrera futbolística de Luque. Nada fue igual luego. Con la fulgurante aparición de Ramón Díaz en River y la Selección a partir de 1979, le costó sostener la titularidad en ambos equipos y Menotti ya no lo citó para el Mundial de España de 1982De todos modos, su campaña internacional fue notable: jugó 45 partidos y anotó 22 goles. Y con River también ganó mucho: cinco títulos entre 1975 y 1980. Tras volver a Unión en 1981 y pasar luego por Racing (1982), Santos (1983), Chacarita (1984) y varios equipos del interior cerró su carrera en 1986 con 109 goles en 292 partidos en Primera. Ultimamente, trabajaba para River detectando talentos en Mendoza. Allí lo sorprendieron el coronavirus y la muerte. La gloria lo había abrazado mucho antes. Y no lo soltó nunca más.

Emblema dentro y fuera

En junio de 2008, Luque fue uno de los tres campeones del mundo de 1978 que participó del «Partido de la Memoria» en cancha de River, un homenaje a las víctimas de la última dictadura cívico-militar realizado a 30 años de aquel título de la Selección. Junto al goleador, estuvieron también René Houseman y Julio Ricardo Villa.

«El Instituto Espacio para la Memoria organizó lo que durante treinta años y dos aniversarios redondos (en 1988 y 1998), jamás había sido posible. Juntar en una convocatoria pública, en un acto sensible y con las mejores intenciones, a los jugadores que abrazaron la gloria deportiva en el ’78 y a quienes durante los años posteriores militaron bajo una consigna que se hizo huella: ‘Aparición con vida y castigo a los culpables’. Allí estaban Luque, Villa y Houseman, los únicos campeones presentes, entremezclados con Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora, Alba Lanzilotto, de Abuelas, y el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel», retrataba Página/12 sobre aquella emotiva jornada.

FUENTE: Página 12

Por Daniel Guiñazú

«Se eliminó el hematoma exitosamente», confirmó el médico Luque tras operar a Maradona

«Por suerte fue una operación exitosa y ahora esperamos por el período de recuperación», explicó el neurólogo que le practicó la intervención al astro del fútbol.

Luque, el neurocirujano a cargo de la cirugía de Maradona, en medio de los periodistas

Diego Maradona fue intervenido quirúrgicamente «de manera exitosa» por un hematoma subdural detectado en los estudios que se le realizaron tras su internación del lunes en La Plata, en una operación que le practicó su médico personal, el neurólogo Leopoldo Luque, en la Clínica Olivos.

«Por suerte fue una operación exitosa y ahora esperamos por el período de recuperación. El hematoma se eliminó satisfactoriamente y tal como esperábamos», precisó Luque en las puertas de la Clínica Olivos a Télam y otros medios nacionales e internacionales destacados en el lugar.

«La intervención duró una hora y cinco minutos y el resultado fue exitoso, tal y como se esperaba», confiaron a Télam previamente fuentes vinculadas al círculo áulico del actual entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata.

Maradona subió a quirófano a las 21.25, mientras en la sala de espera aguardaban el desenlace de la intervención sus hijas Giannina, Dalma y Jana, junto a los abogados de la familia, Matías Morla y Víctor Stinfale.

A las 22.30 culminó el trabajo del neurocirujano Luque, con el satisfactorio resultado mencionado por sus allegados.

En tanto, en las puertas de la clínica medio centenar de aficionados con banderas de Boca Juniors, Nápoli, Platense y All Boys, junto a miembros de la denominada «Iglesia maradoniana», esperaban información con una pancarta con la inscripción «Quien ama no olvida, Fuerza D1os».

Claro que mientras estos «hinchas de Diego» palpitaban el final de un partido más en la vida de su ídolo, una cantidad apenas inferior de periodistas hacía lo propio, con buena presencia de medios internacionales entre los que se destacaba, por ejemplo, la cadena estadounidense CNN, que a esa hora compartía imágenes de las elecciones presidenciales en su país con las de la puerta de la clínica.

Maradona llegó a Olivos proveniente de la clínica platense Ipensa, donde este mediodía se le detectó, a través de una tomografía computada que no se le pudo practicar cuando fue internado, ese hematoma subdural que, según su entorno, puede ser producto de algún golpe recibido durante sus habituales prácticas de boxeo o eventualmente durante algunos de los juegos con pelota que lleva a cabo con su pequeño hijo Diego Fernando.

«Esta operación es de rutina y ya la pasó (la vicepresidenta) Cristina Fernández de Kirchner. Maradona estuvo de acuerdo con la intervención», dijo Luque a los medios de prensa tratando de poner blanco sobre negro respecto de que se trataba este acto quirúrgico.

La vicepresidenta fue operada en octubre de 2013 de un hematoma subdural crónico y la intervención se llevó a cabo con éxito.

Maradona, quien cumplió 60 años el viernes último, fue internado el lunes en ese centro asistencial a raíz de un «bajón anímico que afectó su alimentación», según aclaró en ese momento su médico personal.

El actual entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata ya se había practicado una tomografía similar hace un mes, pero según Luque en ese momento no se pudo observar el hematoma subdural que sí se detectó ahora. Y el propio Maradona dijo no recordar si tuvo una caída que lo haya generado. El médico explicó que el edema se generó «lentamente» y era «superficial».

Para el médico del seleccionado argentino de fútbol, Donato Villani, «una intervención de este tipo no requiere riesgo. Yo lo vi bien el viernes pasado en La Plata», aseguró..

Todo lo contrario manifestó su histórico, preparador físico, Fernando Signorini, quien sostuvo que ese lo notó «mal a Diego. Me pareció de mal gusto que lo llevaran el viernes a la cancha de Gimnasia», resaltó.

«Pero de todas formas Diego va a salir bien de ésta, porque me prometió que va a venir a mi velorio, y él nunca faltó a su palabra», concluyó en tono bromista Signorini.

El entrenador de Gimnasia La Plata se mostró en el debut del equipo en este certamen junto titular de la Liga Profesional, Marcelo Tinelli, y con el presidente de AFA, Claudio Tapia, quienes le entregaron una plaqueta por sus 60 años.

Después Maradona permaneció en la cancha por un puñado de minutos, ya que antes de los cinco se retiró del estadio «tripero» sin presenciar la victoria de sus propios dirigidos por 3 a 0 sobre Patronato, de Paraná.

Lo que faltará ahora será que Maradona retorne a su casa en un plazo de alrededor de una semana, para continuar con una recuperación ambulante. Y así Diego habrá ganado otro «partido» más en sus seis décadas de intensa vida.

FUENTE: Télam

Maradona ingresó a quirófano para ser operado de un hematoma subdural

Diego Maradona ingresó a las 21.25 al quirófano del área de cirugía de la Clínica Olivos donde será operado por su médico personal, el neurólogo Leopoldo Luque, de un hematoma subdural, indicaron fuentes vinculadas al astro futbolístico.

Diego Armando Maradona llegó a las 19.08 a la clínica Olivos a bordo de una ambulancia de la empresa Swiss Medical que lo trasladó desde La Plata acompañado de su hija Giannina para ser intervenido quirúrgicamente por un hematoma subdural, una operación que los médicos calificaron de «bajo riesgo» que no requiere»anestesia profunda».

La cirugía prevista para el astro, de flamantes 60 años, tiene «una recuperación del ciento por ciento en la mayoría de los pacientes», aunque en un mínimo porcentaje «el hematoma puede llegar a repetirse o desarrollarse epilepsia» y su recuperación total, para volver a dirigir a Gimnasia, podría demandar meses, señaló el neurólogo Alejandro Anderson.

El director del Instituto de Neurología de Buenos Aires (INBA) le explicó a Télam que un hematoma subdural «es una acumulación de sangre que se ubica entre el cráneo y la superficie del cerebro, que está dentro de la cabeza pero por fuera del cerebro, alojado entre dos de las tres capas que lo envuelven».

«El hematoma se desarrolla cuando alguna de las diminutas venas que corren por el cerebro, las venas emisarias, se rompen y dejan escapar la sangre, en general como resultado de un traumatismo de cráneo leve», abundó Andersson.

Los pacientes con predisposición a este tipo de patologías son aquellos con «consumo prologando de aspirinas o alcohol, quienes presentan alguna patología sanguínea (hemofilia) o están anticoagulados, las personas de edad avanzada o las que sufrieron algún tipo de traumatismo».

«El hematoma subdural puede aparecer rápidamente (agudo) o a veces tomar días y hasta meses en desarrollarse. Cuando más crónica es la evolución, más tolerancia tendrá el cerebro a un hematoma subdural porque tiene más tiempo de adaptarse y dejarle lugar dentro del cráneo», enseñó.

La manera más efectiva de descubrirlo, indicó Andersson (MN: 65.836), «es a través de una imagen (tomografía o resonancia)», pero también puede detectarse a través de síntomas como «dolor de cabeza, vómitos, náuseas, somnolencia o alguno de tipo neurológico».

«Depende de dónde se apoya el hematoma, puede ocasionar problemas en el habla o generar un trastorno de la motricidad, de la sensibilidad, de la visual y hasta convulsiones por la propia irritación», alertó.

En la mayoría de los casos se trata de un cuadro operable: «Se suelen hacer un par de orificios en la caja craneana y se drena el hematoma por esos agujeritos.

Cuando es muy grande, se hace una cirugía un poco más clásica, se saca parte de la tapa del cráneo y se extrae el hematoma por completo», explicó el neurólogo (@doctorandersson).

En cuanto a la evolución, el director del INBA afirmó que «la mayoría tiene una recuperación del ciento por ciento, pero hay pacientes que pueden quedar con una secuela si el hematoma apretaba algunas áreas del cerebro».

«No es una cirugía prolongada y no se llega a una anestesia profunda, por tanto es una cirugía de bajo riesgo en el procedimiento, más allá de que el paciente evolucione bien o no», aseguró.

El alta de internación, especuló Andersson, estará relacionada a la condición del personaje: «Maradona es una persona muy especial, que quizás tenga la posibilidad de tener una gran asistencia en su casa sin estar tanto tiempo internado. Lo normal es estar una semana en una habitación y luego continuar la rehabilitación en el domicilio del paciente».

«Las altas van por etapas. Primero se pasa por terapia intensiva, después por una habitación común, después el paciente se va a la casa con controles; luego se permiten determinadas actividades, de tipo intelectual, y finalmente la actividad física es la última porque hay que estar en buenas condiciones», detalló.

«Para que vuelva a dirigir hay que pensar en meses, aunque todo depende del grado de asistencia que tenga. Alguien que dirige un equipo está un poco al ritmo de los jugadores, moviéndose en una cancha. La actividad intelectual se recupera con cierta rapidez pero el ritmo de trabajo lleva más tiempo», concluyó.

FUENTE: Télam

Falleció Silvio Marzolini, histórico emblema de Boca Juniors

A los 79 años dejó de existir Silvio Marzolini, extraordinario futbolista que brilló en Boca Juniors y en el seleccionado argentino en la década del sesenta, luego de agravarse una grave irreversible enfermedad que padecía hace unos meses.

Su mujer Malena, sus hijos, nietos y amigos informaron la noticia mediante un comunicado en el que expresaron «un profundo dolor».

«Queremos agradecer al cuerpo médico que lo atendió y nos acompañó en todo este tiempo: Dr. Francisco Apiani, Dr. Sergio Sarquis, Dr. Hernán Novara, Dr. Fernando Rainieri, Dr. Martín Baratelli, Dr. Jorge Agular y equipo; Dr. Iván Guevara y Dr. Bruno Baldo por toda la dedicación, cuidado y respeto que tuvieron con él. Y a todo el personal y enfermería del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT)», reconoce el mensaje de su entorno.

«Al mismo tiempo agradecer al Club Ferro Carril Oeste (en donde debutó en primera división); Boca Juniors, a su presidente Jorge Amor Ameal, al club Banfield, a las peñas boquenses que llevan su nombre, a la AFA y a todos los equipos que la componen por el cariño y respeto hacia él», agrega el comunicado.

Boca, Banfield, Ferro Carril Oeste y la Liga Profesional de Fútbol publicaron sus condolencias en sus cuentas oficiales de Twitter.

Marzolini fue considerado el mejor marcador de punta izquierdo de la historia de Boca y según una encuesta realizada por la revista «El Gráfico» en 1975 entre periodistas y simpatizantes, «el mejor 3 de la historia del fútbol argentino».

Con la camiseta azul y oro salió campeón seis veces, en los años 1962, 1964, 1965, la Copa Argentina de 1969 y los Nacionales de 1969 (con una inolvidable vuelta olímpica en la cancha de RIver ante el eterno rival) y 1970 (con final también en el Monumental pero esta vez ante Rosario Central).

Luego, en su función como entrenador dirigió dos veces al primer equipo «xeneize», una en 1981 consagrándose campeón del torneo Metropolitano con Diego Maradona como su máxima estrella, y en 1995 otra vez como entrenador de Diego en su vuelta al fútbol después de la suspensión por dóping en el Mundial Estados Unidos 1994.

Marzolini tuvo el mérito de los elegidos al tener su estatua en el hall central de La Bombonera, al lado de otros próceres como Antonio Rattin, Ángel Clemente Rojas, Rubén Suñé, Juan Román Riquelme, Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto, Carlos Bianchi y Juan Carlos Lorenzo.

Fue un revolucionario en su puesto de marcador lateral izquierdo, por su característica apoyada siempre en la técnica y la elegancia, con salida clara y por momentos convirtiéndose en un delantero más por su sector.

En una época en la que todavía existían los wines fueron famosos sus duelos con Luis Cubilla, el uruguayo puntero derecho de River, y con el «Loco» Raúl Bernao, talentoso y endiablado puntero derecho de Independiente.

Pero su elegancia no solo trascendía dentro de un campo de juego, sino que por su prestancia, su fisonomía de joven alto, rubio, de ojos celestes, era el preferido de la platea femenina, a tal punto que esto fue un atractivo para el cine argentino que lo llevó a actuar en la película argentina «Cuando los hombres hablan de mujeres», con actores de la talla de Luis Sandrini, Beatriz Taibo, Jorge Salcedo y Enzo Viena.

Sus comienzos en el fútbol fueron en Ferro Carril Oeste, a donde se incorporó a las divisiones inferiores en 1955. Antes había estado en Sportivo Italiano.

En el equipo de Caballito, debutó en 1959 justo ante Boca (1-1) y disputó 23 partidos, sin convertir goles.

En 1960, con sólo un año en primera división, Boca se interesó en sus servicios y junto a Antonio Roma pasó a la entidad «xeneize».

En 13 años con la camiseta azul y oro se convirtió en figura indiscutida y formó parte de dos defensas que marcaron la historia del club, la de principios de los sesenta de Roma: Silvero y Marzolini, Simeone, Rattin y Orlando o Silveyra, y aquella otra de fines de esa década con Roma o Sánchez; Suñé, Meléndez, Rogel y Marzolini.

La estadística dice que en Boca jugó 431 partidos, es el tercero con más encuentros en la historia después de Roberto Mouzo y Hugo Gatti y convirtió 10 goles. Aparte es el segundo con más partidos en La Bombonera después de Juan Román Riquelme, con 194 encuentros.

En la selección nacional disputó los mundiales de 1962 y 1966. En este tuvo su momento consagratorio al ser elegido por la prensa que cubrió el campeonato como el mejor marcador de punta del torneo.

Con la camiseta «albiceleste» disputó 28 partidos e hizo un gol. Su mayor alegría fue haber pasado a cuartos de final en el Mundial de Inglaterra y su momento más triste haber integrado el equipo que fue eliminado por Perú en las Eliminatorias de 1969 para el Mundial de México ’70.

A comienzos de 1973, después de una divergencia con el presidente de Boca Alberto J Armando, resolvió largar el fútbol a los 32 años y en 1975 debutó como entrenador en All Boys.

Su carrera de técnico la alternó con la periodista deportivo, trabajando en «Polémica en el fútbol», que se emitía por Canal 13. Luego de dirigir a Boca en 1995, fue coordinador de inferiores en Banfield desde 1998 hasta 2008.

El 4 de octubre de este año hubiese cumplido 80 años. Su nombre quedará siempre en la memoria como uno de los mejores defensores de la historia del fútbol argentino.

FUENTE: Télam

La suspensión del fútbol argentino es un hecho

La intención de jugar duró una fecha nada más. Sólo falta el anuncio de la AFA.


Finalmente, tras varios días de pataleo dirigencial, la Primera División y el resto de las categorías del fútbol argentino serán suspendidas hasta el 31 de marzo ante la pandemia de coronavirus y gracias a un consenso logrado durante la jornada del lunes por los diversos actores involucrados. El anuncio será oficializado en las próximas horas por la AFA.

«Mañana se va a resolver esta situación», había prometido el titular de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, cuando ingresaba a la sede del gremio luego de reunirse con autoridades del gobierno nacional. Horas antes, el dirigente ya había admitido la posibilidad de la suspensión al adelantar que se respetaría «la decisión de los jugadores», quienes representados por sus capitanes acordaron no presentarse en los campos de juego para no exponer su salud.

El día que se perfilaba como clave era el martes, a partir de varias reuniones previstas en la sede de la Superliga, de la AFA y de Agremiados, pero la presión de distintos sectores hizo precipitar una suspensión que se comunicará, probablemente, a primera hora.

Sucede que a las 21.10 estaba previsto el partido entre Independiente y Villa Mitre de Bahía Blanca por la Copa Argentina y los planteles, por el momento, no tienen comunicación oficial alguna. «Suspender es entender lo que está pasando. Tenemos programado un partido con Villa Mitre, que desde el sábado está en un hotel lleno de turistas. Creemos que el riesgo es más alto de lo normal», consideró Silvio Romero, delantero de Independiente, tras pasar por el gremio por la tarde.

Durante la jornada del lunes, los contactos entre Marchi, dirigentes de AFA y funcionarios gubernamentales le dieron forma a la postura de parar el fútbol una vez cumplida esta la primera fecha de la Copa de la Superliga (Lanús-Argentinos y Rosario Central-Colón jugaban anoche), que se disputó este fin de semana sin público luego de las primeras disposiciones relativas a la emergencia sanitaria.

Incluso el presidente Alberto Fernández había dejado abierta el domingo la opción de que el fútbol siga a puertas cerradas, admitiendo su deseo que, en caso que así ocurriera, las empresas propietarias de los derechos televisivos habilitaran la transmisión abierta. En ese sentido, la señal TNT Sports, una de las dos propietarias de la licencia, había manifestado su intención de permitir «que momentáneamente más gente acceda a los contenidos», a diferencia de la otra empresa, Fox Sports, que no se pronunció. Sin embargo, tales intenciones quedarán en el aire.

La chance de continuar con el fútbol, a contramano de lo que se decidió en las principales ligas del mundo, comenzó a desvanecerse con el envío de una carta del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, a todas sus federaciones. «Las autoridades del mundo del fútbol deben tomar todas las medidas necesarias para evitar una mayor propagación del virus, hay que hacer todo lo posible por proteger a los aficionados, jugadores, entrenadores», expresaba el comunicado.

Pero en definitiva, fue el consenso conseguido entre los jugadores el que derivó en la suspensión del fútbol local, una bandera que ya había plantado de manera unilateral River al no presentarse a jugar el sábado pasado por la Copa de la Superliga, exponiendo los desatinos de la organización del fútbol de la que es parte.

Fuente: Página 12

Preolímpico Sub 23: Argentina reaccionó y le ganó a Colombia

La Selección Argentina Sub 23 comenzó de la mejor manera su participación en el Preolímpico de Colombia al ganarle 2-1 al conjunto local en la madrugada del domingo, en un duelo correspondiente al Grupo A del certamen. Alexis MacAllister, luego expulsado, y Adolfo Gaich marcaron los goles del conjunto dirigido por Fernando Batista, que había sufrido un tempranero gol de Jorge Carrascal pero pudo reaccionar a tiempo para quedarse con la victoria.

Con los primeros tres puntos en el bolsillo, Argentina ahora tendrá fecha libre en la segunda jornada y luego se medirá con Chile, que en el primer turno goleó 3-0 a Ecuador. Venezuela es el restante integrante de la zona.

El encuentro comenzó a todo ritmo para el equipo argentino, que antes del minuto ya había tenido una triple ocasión para abrir el marcador, pero el arquero Ruiz, primero ante MacAllister y luego ante Capaldo, y después el palo ante un remate de Gaich, se encargaron de evitar el 1-0. Casi de inmediato fue Julián Álvarez el que estuvo a punto de abrir el marcador, pero de nuevo Ruiz se lució para mantener el cero en su arco.

Pero cuando mejor parecía estar el conjunto de Batista, una desafortunada salida de Bravo terminó en el gol colombiano. El lateral de Banfield intentó despejar, la pelota se desvió en Edwin Herrera y Carrascal capturó el rebote para sacar un derechazo cruzado que dejó sin posibilidades a Facundo Cambeses.

Argentina casi no tuvo tiempo de asimilar el impacto que ya encontró la igualdad, con un tiro libre seco de MacAllister, que encontró una floja respuesta de Ruiz y se metió junto al palo izquierdo del arquero. Era justo por lo que habían hecho los dos equipos hasta ese momento.

Pero cuando mejor parecía estar el conjunto de Batista, una desafortunada salida de Bravo terminó en el gol colombiano. El lateral de Banfield intentó despejar, la pelota se desvió en Edwin Herrera y Carrascal capturó el rebote para sacar un derechazo cruzado que dejó sin posibilidades a Facundo Cambeses.

Argentina casi no tuvo tiempo de asimilar el impacto que ya encontró la igualdad, con un tiro libre seco de MacAllister, que encontró una floja respuesta de Ruiz y se metió junto al palo izquierdo del arquero. Era justo por lo que habían hecho los dos equipos hasta ese momento.

El gol terminó de tranquilizar al equipo argentino, que tomó el control del juego, ante un nervioso conjunto colombiano, que parecía sentir la presión de su público. Parada unos metros más atrás, la defensa visitante se solidificó y no pasó grandes sobresaltos, al tiempo que los espacios que dejaba Colombia servían para contragolpear con peligro. Un tiro libre de MacAllister que tapó Ruiz y un remate de Urzi que salvó el arquero pudieron ser la sentencia en el resultado. Sin embargo, como faltó puntería, debió aguantar el desarrollo para asegurar los primeros tres puntos pensando en Tokio 2020.

La nota negativa para Argentina fue la expulsión de MacAllister, que había sido una de las figuras del partido y vio la roja a tres minutos del final en una jugada intrascendente.


Argentina se recuperó rápido del gol de Carrascal y ganó con justicia. (Prensa AFA)

SÍNTESIS:

2 ARGENTINA: Cambeses; M. Herrera, N. Pérez, Medina, Bravo; Capaldo, Vera; Álvarez, Mac Allister, Urzi; Gaich. DT: Fernando Batista.

1 COLOMBIA: Ruiz; E. Herrera, Reyes, Terán, Fuentes; Atuesta, Balanta, Benedetti; Cetre, Carrascal; Sandoval. DT: Arturo Reyes.

Estadio: Hernán Ramírez Villegas. Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay).

Goles: 7m Carrascal (C); 10m MacAllister (A); 50m Gaich (A).

Cambios: 34m Alvarado por Balanta (C); 55m Márquez por Carrascal (C); 67m Angulo por Sandoval (C); 73m Zaracho por Álvarez (A); Castellanos por Gaich (A); 83m Belmonte por Urzi (A).

Incidencias: 87m expulsado MacAllister (A).

Fuente: Página 12