Archivo de la etiqueta: Coop. de Trabajadores Isleños 20 de nov.

31 marzo- Jornada de lucha por la soberanía fluvial y portuaria

El Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social convoca una marcha por la derrogación del decreto 949/20 y en defensa de la soberanía.

31/3/21: MARCHA AL MINISTERIO DE TRANSPORTE -11 HS – PASEO COLÓN Y BELGRANO – CABA

  • Por la soberanía fluvial y portuaria
  • Derogación del Decreto 949/20
  • Por la apertura del Canal Magdalena
  • Por una Flota Mercante estatal con astilleros nacionales
  • Por una Empresa Estatal de Dragado y Balizamiento
  • En defensa de los humedales del Delta del Paraná

Desde el MULCS convocamos a la jornada de lucha impulsada por el Frente por la Soberanía Nacional, que integramos e impulsamos, por la derogación del Decreto 949/2020 y contra la privatización del Paraná y de todas nuestras vías navegables.

Sin dudas, tiene un carácter estratégico el manejo estatal de nuestros puertos y las vías navegables fluviales y marítimas, así como la necesidad de una flota mercante, que desde el menemismo y hasta hoy, están en manos de empresas monopólicas locales y trasnacionales, como también lo están el grueso de las obras de dragado, balizamiento e infraestructura portuaria.

Acabar con semejante saqueo y con la dependencia a la que nos someten las potencias imperialistas que están detrás de esos monopolios, mediante el control estatal de todo el comercio exterior, multiplicaría los recursos para dar respuesta a las necesidades populares y permitiría invertir en la industria naval y en obras de infraestructura fluvial, marítima y portuaria generando directa e indirectamente miles y miles de puestos trabajo genuino.

Por eso (así como lo hacemos junto a otras organizaciones populares para luchar contra el FMI y el capital financiero, por la investigación y la suspensión del pago de la deuda externa), promovemos la más amplia unidad para que se difunda masivamente y para enfrentar y acabar con este despojo.

Reproducimos la Declaración de la Cooperativa de trabajadores isleños 20 de Noviembre, que integra el MULCS – Delta del Paraná

Nuestro posicionamiento político sobre la soberanía fluvial y portuaria

Desde nuestro espacio como Cooperativa de Trabajadores Isleños 20 de Noviembre y el MULCS (Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social), y como parte del Frente por la Soberanía Nacional, ya nos hemos pronunciado ampliamente en nuestros documentos y declaraciones políticas (http://mulcs.com.ar/index.php/2021/02/05/hidrovia-una-nueva-batalla-de-vuelta-de-obligado/, y https://masdeagencia.com.ar/contenido/335/organizaciones-politicas-y-sociales-lanzan-frente-en-defensa-de-la-soberania-de ). Los mismos fueron difundidos ampliamente en distintos medios comunitarios, sociales, políticos y periodísticos, tanto en el Delta, como a nivel nacional.

Nuestras posiciones políticas nos han permitido acercarnos con amplios sectores sociales, políticos, sindicales, de derechos humanos, de nuestro pueblo, y entendemos que es fundamental la experiencia unitaria en la lucha por nuestra soberanía popular, que debe luchar a la vez contra sectarismos y oportunismos.

Aunque valoramos las iniciativas de quienes lo coordinan, lamentamos la falta de un pronunciamiento claro de muchas de las organizaciones isleñas que forman parte del CAPI (Consejo Asesor Permanente Isleño, del municipio de Tigre), donde sabemos que se expusieron nuestras propuestas, documentos y declaraciones políticas.

Entendemos que más allá de las distintas formas, todes hacemos política y podemos tener posturas distintas. Pero estamos convencides que la soberanía de nuestros ríos y nuestros puertos es una batalla central en la recuperación de nuestra soberanía, y que sin ella no podremos realizarnos ni como nación, ni como pueblo, ni en la relación con los pueblos hermanos de nuestro continente, y seguiremos profundizando un modelo dependiente de las multinacionales y del imperialismo.

Sabemos que sin soberanía sobre nuestros ríos no tendremos soberanía sobre nuestras exportaciones ni podremos defendernos del extractivismo que depreda y saquea nuestros recursos naturales y materias primas.

No podremos pensar ni siquiera en la soberanía alimentaria, energética, ni sanitaria, ni de ningún tipo. Porque lo que está en juego con la continuidad del Decreto nacional 949/2020 es la continuidad de un modelo de dominación, que ejercen las grandes empresas agroexportadoras, los bancos y el imperialismo. El momento de fin de la concesión de la llamada “hidrovía” (en verdad, nuestros ríos por donde salen las riquezas de nuestra tierra) debería ser una oportunidad para romper con el modelo económico que nos asfixia y empobrece, pero el Decreto 949 refuerza aún más nuestra dependencia.

El daño ambiental que implicaría esta renovación del modelo extractivista y depredador también es incalculable y tampoco podríamos seguir hablando de defender humedales, ni oponernos a la megaminería, ni a la tala y quema de nuestros bosques.

Entendemos que este Decreto 949 está agudizando las contradicciones al interior de la coalición de gobierno, entre los sectores más integrados al dominio del gran capital y el imperialismo y otras posturas más progresistas. Sabemos de las tensiones y disputas que se generan en la interna del PJ y de los intereses contrapuestos de sus dirigentes.

Como Cooperativa de Trabajadores Isleños 20 de Noviembre, como MULCS, y como integrantes del Frente por la Soberanía Nacional, sabemos la importancia estratégica que tiene la construcción del canal de Magdalena, que impulsan distintos sectores políticos al interior del FdT. El Magdalena es la única solución real operativa para controlar realmente las exportaciones por vía fluvial. No se trata simplemente de poner una “boya simbólica”, una “boya de cartón”: hay que hacerlo en serio, y enfrentar a quienes haya que enfrentar. Pero la apertura de este canal, sin derogar al mismo tiempo el Decreto de reprivatización de nuestros ríos, será insuficiente para derrotar el modelo de dependencia estructural que nos oprime desde hace décadas.

En ese sentido, mantenemos nuestra posición de unidad en la acción, sin sectarismos ni oportunismos. Y reafirmamos y fortalecemos nuestra posición política de seguir exigiendo la derogación del Decreto 949/2020, y por la creación de una empresa estatal para el dragado, balizamiento y control de puertos y vías navegables que nos permitan avanzar hacia un país que supere la dependencia, justo y soberano, al servicio de las necesidades de nuestro pueblo trabajador.

FUENTE: MULCS

Comunicado de organizaciones sociales en defensa de la soberanía contra el decreto 949/20 (Hidrovía)

Desde la Cooperativa de Trabajadores Isleñxs 20 de Noviembre-Mulcs (Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social), difundieron por redes sociales un comunicado contra el citado (y cuestionado) decreto argumentando razones tanto de soberanía como ambientales.

«Dicen que antes de entrar en el mar, el río tiembla de miedo; mira para atrás todo el recorrido, las cumbres y las montañas, el largo y sinuoso camino que atravesó entre selvas y pueblos, y ve frente de sí un océano tan grande, que entrar en el sólo puede significar desaparecer para siempre.
Pero no existe otra manera.
El río no puede volver.
Nadie puede volver.
Volver atrás es imposible en la existencia.
No hay otra manera, el río no puede volver.
El río necesita aceptar su naturaleza y entrar al océano. Solamente entrando en el océano se diluirá el miedo.
Porque sólo entonces sabrá el río que no se trata de desaparecer en el océano, sino de convertirse en océano.»

Khalil Gibran

Seámos como el río, tomemos conciencia y saquémosnos el miedo.

Si avanza el Decreto 949-20, el dragado que impone el mismo al río Paraná a 42 piés para que entren buques Pánamax de 400 mts de eslora para maximizar las ganacias de las multinacionales agroexpoetadoras y extractivistas, como el que vararon en el canal de zuez para aumentar el petroleo,
VA A GENERAR UN DAÑO AMBIENTAL Y ECOLÓGICO SIN PRECEDENTES,
no solo al Río Paraná sino a todo el ecosistema del Delta y a los humedales.

Al dragar a esa profundidad se desmoronarían las barrancas, dejaría de entrar agua a las islas porque correría con mas fuerzas aguas abajo. Y tantos cientos de miles de mts cúbicos de refulado ( arena y barro) saldrían al Río de la Plata modificando todo el ecosistema.

El Delta crecería en forma inédita. Aunque quizás ya estén pensando en mas emprendimientos inmobiliarios en las islas nuevas que se formarían.

El Dto. 949-20 no solo da cuenta de la continuidad de un modelo de entrega de soberanía y mayor dependencia económica. Sino que produciría un daño ecológico y ambiental inédito para los humedales de la Cuenca del Plata y del Delta!!!

FUENTE: Cooperativa de Trabajadores Isleñxs 20 de Noviembre-Mulcs Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social.
Delta del Paraná