Archivo de la etiqueta: CFK

Nuevo gabinete: Massa superministro y salen varios pesos pesados

Scioli vuelve a Brasil, Batakis desembarca en el Nación y Castagnetto reemplaza a Marcó del Pont en la AFIP.

Catarata de cambios en el gobierno nacional. Después del huracán de rumores, Casa Rosada comunicó de manera oficial los tan reclamados cambios que llegaron todos juntos de la mano de Sergio Massa que logró su objetivo de desembarcar en el ministerio de Economía y acaparar bajo su órbita los ministerios de Agricultura y Desarrollo Productivo, que pasarán a ser secretarías.

Massa llega empoderado al Gobierno y ocupará los principales casilleros del gabinete económico con soldados propios. Por el momento la única excepción será la AFIP, dónde asumirá un hombre del kirchnerismo. Los anuncios fueron saliendo a medida que se cerraban las negociaciones.

El director de Recursos de Seguridad Social Carlos Castagneto encabezará la Administración Federal de Ingresos Públicos. Castagneto era el viceministro de Alicia Kirchner en Desarrollo Social durante el segundo gobierno de Cristina Fernández y dirigente del movimiento Kolina. A su vez, Mercedes Marcó del Pont deja la AFIP para reemplazar a Gustavo Béliz en la secretaría de Asuntos Estratégicos, hombre de Alberto Fernández y con profundos lazos con el Opus Dei, quien deja el gobierno.

Por su parte, Silvina Batakis, que asumió hace menos de un mes y llegó al país recién este miércoles por la mañana, puso a disposición del presidente su renuncia, pero Alberto no se la aceptó y pasó a dirigir el Banco Nación, donde estaba Eduardo Hecker.

Peor suerte tuvo Daniel Scioli que había llegado al ministerio de Desarrollo Productivo hace un mes y medio y juró con una ceremonia de cien invitados en Casa Rosada. “El Pichichi” se vuelve a la embajada de Brasil. La convivencia debajo de la jefatura de Massa era imposible porque el vínculo político y personal entre ambos estaba deteriorado desde la época de la gobernación bonaerense cuando un prefecto entró a robar a la casa de los Massa-Galmarini. Pero además Scioli era un potencial competidor de Massa para una posible candidatura.

Por último, Julián Domínguez, quien esta semana les dijo a la dirigencia agraria que no iba a haber devaluación ni baja de retenciones también deja el gobierno. Horas después fue desautorizado por el Banco Central, que lanzó el dólar sojero para que el agro liquide las cosechas retenidas. Massa quiere poner gente propia en Producción y Agricultura.

El todavía titular de la cámara baja -la deja el martes de manera oficial- logró el aval de la cúpula presidencial tras días de negociaciones y presiones de todos los sectores. Su designación se demoraba en medio de la ola de rumores que ya lo ubicaban como súper ministro, hasta que durante la tarde de este jueves cuatro gobernadores salieron a pedir su ingreso de manera pública a través de sus cuentas en las redes sociales: Mariano Arcioni de Chubut, Omar Perotti de Santa Fe, Gustavo Sáenz de Salta y Gustavo Bordet de Entre Ríos. A ellos se habían sumado los dirigentes bonaerenses Cristina Álvarez Rodríguez y Martín Insaurralde.

Dos funcionarios señalados por el crisitinismo seguirán en sus puestos: Claudio Moroni, quien se vio obligado a salir a desmentir su renuncia, y Miguel Pesce, titular del Banco Central, custodio de los dólares. Ya por la noche, Alberto estaba reunido con el ministro de Seguridad Aníbal Fernández. En Casa Rosada se vivía el atardecer de un día agitado, cuando desde Presidencia comunicaron que no habría más cambios por lo menos por ahora. Habrá que ver.

FUENTE: Tiempo Argentino

Habló Massa en medio de los rumores: “No tuve ningún ofrecimiento”

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, tuvo que salir a aclarar sobre el final de este miércoles en medio de las versiones sobre su posible desembarco en el Ministerio de Economía nacional y, por consiguiente, al Gabinete de Alberto Fernández, que no recibió ningún “ofrecimiento” del Presidente.

Los rumores cobraron tanta fuerza que Massa publicó un mensaje en su cuenta de Twitter. “Veo muchos rumores y versiones. No tuve ningún ofrecimiento y recién quedé en charlar con el presidente Alberto Fernández sobre la agenda de trabajo entre viernes y sábado”, posteó el jefe del Frente Renovador y socio del Frente de Todos.

Además, Massa desmintió que tenga proyectos económicos de su autoría y sostuvo que trabaja “en línea” con el Banco Central y con el Palacio de Hacienda nacional.

“Vi que aparecieron ‘supuestos proyectos de mi autoría’ que circulan alrededor de las medidas económicas y de las del Banco Central. Que quede claro que venimos trabajando en línea con el BCRA y el Ministerio de Economía. Cuando tenga algo que decir o el Gobierno decida anunciar algo, se hará por los carriles correspondientes”, postuló Massa.

Massa le bajó el tono a su posible llegada el Gabinete nacional.

Horas antes las versiones acerca de la llegada de Massa al Gabinete nacional para hacerse cargo de todas las áreas vinculadas a la economía, produjeron una expectativa positiva en los mercados, con ganancias en los bonos soberanos en dólares, el S&P Merval, y las acciones de compañías argentinas que cotizan en Wall Street.

En rigor, como contó este medio, Sergio Massa si recibió el ofrecimiento de hacerse cargo del Ministerio de Economía durante las horas en que se debatía el sucesor o sucesora del renunciado Martín Guzmán. La condición que puso el presidente de la Cámara de Diputados fue controlar todos los resortes de la economía.

«Soy patriota, pero no como vidrios”

Sergio Massa

“No se necesitan cambios de nombres, se necesitan cambios de fondo. Soy patriota, pero no como vidrios”, fue el mensaje que Massa le bajó a la tropa del Frente Renovador, por estas horas, cuando su nombre sonaba como ahora para quedarse con el Palacio de Hacienda. El pedido no fue concedido y Silvina Batakis asumió las riendas de Economía.

Massa desmintió supuestos proyectos económicos de su autoría.

Sin embargo, la idea de anunciar nuevos cambios en el Gabinete de ministros a modo de relanzamiento de la gestión es una idea que vienen conversando Alberto Fernández y Cristina Kichner, que retomaron el diálogo tras la salida de Guzmán.

El principal candidato para ser nuevo ministro de Economía fue Massa, quien puso sobre la mesa el pedido de las principales áreas económicas, como la secretaría de Energía, la AFIP y el Banco Central. Ahora el líder renovador vuelve a estar en boca de todos.

Sugestivo tweet de Malena Galmarini: “Todo vuelve, todo pasa, todo llega”

Malena Galmarini, utilizó su cuenta de twitter para recordar que todo vuelve, lo hizo mediante un tweet bastante sugestivo en medio de especulaciones sobre el ingreso de Sergio Massa al gabinete nacional.

El tweet hace mención a un viejo spot de campaña del Frente Renovador donde el mensaje “vuelve, todo vuelve” se repite como un augurio de aquello que esta por suceder con la reorganización del gabinete que lo supo tener como su jefe en el primer mandato de CFK, reemplazando a Alberto Fernandez.

Desde el massismo comentan que el presidente de Diputados no aceptaría hacerse cargo de esa responsabilidad con la estructura actual de la jefatura de Gabinete que maneja exclusivamente el área de Medios y la administración pública. “Sergio solo asume si tiene autonomía de decisión y autoridad plena, donde arma su equipo sin condicionantes y donde tiene atribuciones sobre temas estratégicos”, dicen en el Frente Renovador.

Kicillof compra 100 mil netbooks para estudiantes bonaerenses

En el inicio del receso escolar de invierno, la Dirección General de Cultura y Educación (DCGyE) aprobó a través del Boletín Oficial bonaerense la licitación para comprar de casi 100 mil netbooks con destino a los estudiantes de los establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires.

A través de la resolución conjunta N° 1200/22 firmada por el subsecretario de Administración y Recursos Humanos, Diego Hernán Turkenich, y el director de la DGCyEAlberto Estanislao Sileoni, se aprobó la licitación pública N° 05/21 para la compra de las notebooks para estudiantes bonaerenses.

Las 98.500 netbooks que el Gobierno provincial adquirió por $3.990.604.200,00 responden a la reactivación del Plan Conectarmencionado por el gobernador Axel Kicillof en la apertura de la Asamblea Legislativa 2022 en la Legislatura bonaerense, donde destacó la entrega de la entrega de 110 mil computadoras portátiles.

Kicillof junto a Cristina Kirchner en la entrega de netbooks en Lomas de Zamora.
Kicillof junto a Cristina Kirchner en la entrega de netbooks en Lomas de Zamora. 

Según establece la normativa, las firmas NOVATECH SOLUTIONS S.A., AGEN S.A., NEWSAN S.A. y CORA DIR S.Aserán las encargadas de venderle al estado provincial las 98.500 netbooks para los estudiantes bonaerenses.

  • NOVATECH SOLUTIONS S.A. le venderá al estado provincial 30.000 netbooks por la suma de $1.207.260.000,00 pesos.
  • AGEN S.A. le venderá al estado provincial la cantidad de 27.000 netbookspor la suma de $1.095.460.200,00 pesos.
  • NEWSAN S.A. le venderá al estado provincial la cantidad 30.000 netbooks por la suma de $1.218.546.000,00 pesos.
  • CORA DIR S.A. le venderá al estado provincial  11.500 netbooks por la suma de $469.338.000,00 pesos.

Pero a su vez, la resolución afirma que se desestimaron  las ofertas de esas mismas cuatro firmas “para los renglones 2 a 10 por no ajustarse a lo solicitado en el pliego de especificaciones técnicas, según informe técnico de la Dirección de Tecnología Educativa (Docente)”, para lo que se autorizó un nuevo llamado para de  Contratación Directa por Excepción N° 7/22.

Asimismo, se dejó constancia que las empresas adjudicatarias de las netbookspara los estudiantes bonaerenses deberán garantizar el contrato en los términos previstos, mientras que la autoridad administrativa, que será la Subsecretaría de Educación de la DGCyE, podrá  ampliar el contrato hasta en un 25% o disminuirlo hasta en un 50%.

El año pasado, Kicillof relanzó juntos a Cristina Kirchner en Lomas de Zamora, tierra del Jefe de Gabinete de Ministros bonaerense,  el programa Conectar, una reedición del programa Conectar Igualdad que impulsó durante su presidencia la titular del Senado.

En la edición original, Conectar Igualdad entregó 5,3 millones de netbooks a estudiantes secundarios de todo el país. Con la llegada de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal se discontinuó hasta 2021, cuando fue relanzado tanto por el Gobierno nacional como el provincial.

En ese sentido, el ministro de Educación Sileoni, en su asunción a fines de 2021 había anunciado en medios provinciales que durante 2022  el Gobierno bonaerense entregaría unas 120.000 netbooks a estudiantes como parte del programa Conectar  y además  realziarían mejoras en la conectividad de las escuelas para que puedan utilizar internet.

Ni Cristina ni Scioli: cuál es el verdadero capital político de Batakis

Por qué los otros nombres no llegaron. El juego de Massa. Alberto y Cristina.

Por: Gimena Fuertes

En Argentina el ministro de Economía representa a un sector económico: los bancos, o los industriales, la burguesía agraria o -muy pocas veces- el trabajo. Martín Guzmán no era nada de eso. Es un académico altamente reconocido que salió de la universidad pública y no se dejó tentar por ningún sector de la economía nacional. Pero eso que le faltaba, el plafón político, lo aportaba el presidente Alberto Fernández. Y ambos, Fernández y Guzmán, ataron su suerte un actor económico central no nacional: el FMI.

Guzmán perdió peso político porque Alberto perdió peso político, porque el acuerdo con el FMI perdió peso político. La semana pasada Guzmán no pudo implementar la segmentación, un gesto mínimo que le pedía el FMI. Fue la gota que rebalsó el vaso. La guerra y los precios de los alimentos dejaron ese acuerdo atrás. ¿Por qué no volver a revisarlo? En medio de la vorágine pasó desapercibido el mensaje del sábado de Cristina Fernández: “Brasil defaulteó su deuda 9 veces y Argentina 8”, dijo al pasar.

En medio de la grave crisis que se desató durante el fin de semana ante la falta de reemplazante, empezó el revoleo de nombres. Si bien el de Batakis estuvo sobre la mesa desde un primer momento, Sergio Massa logró copar la agenda mediática a fuerza de reenvíos de mensajes de Whatsapp en donde se ubicaba como jefe de Gabinete por sobre una lista de nombres para distintos cambios, y con Emanuel Álvarez Agis en Economía. Pero el ex viceministro de Axel Kicillof -con quien terminó peleado- desmentía su ingreso a la caliente cartera. Es que, en realidad, todos y todas las economistas mencionadas -el nombre Cecilia Todesca Bocco sonó fuerte también- pedían lo mismo para asumir: respaldo político, algo que Alberto no estaba en condiciones de ofrecer. Mientras, el mercado agitaba el nombre de Martín Redrado.

Tiempo pudo saber que la propuesta de Cristina era la misma. Lo que hacía falta detrás de esa designación es volumen político. De hecho, circuló la idea de que fuera un gobernador en persona el que se sentara en la silla caliente de Buenos Aires. Eso enojó mucho a Massa, que ya no pudo maniobrar y, tal como anunció Juan Manzur este lunes, seguirá en la cámara de Diputados.

Y si ese volúmen político no se encuentra en Nación, se encuentra en las provincias. La llamada liga de los gobernadores fue la que finalmente terminó de aportar el nombre de la secretaria de Estado encargada de negociar las deudas entre las provincias y la Nación, dentro del ministerio del Interior que conduce el camporista Eduardo “Wado” de Pedro. De hecho, fue la cabeza de punta en los informes técnicos aportados a la Corte Suprema en el litigio por los fondos que Mauricio Macri decidió por DNU otorgar a la Ciudad apenas asumió en 2016.

Cuando ya estaba avanzada la noche del domingo y no había reemplazo, el nombre de Silvina Batakis volvió a flote. Cristina dio su visto bueno en el tan inusitado diálogo telefónico con el presidente de la Nación. Daniel Scioli, su ex jefe en la gestión en la provincia de Buenos Aires, estaba feliz. Ambos son buenos pergaminos, pero la banca política de Batakis – que jura este lunes a las 17 en Casa Rosada- llega desde otro lado.

Fueron los gobernadores los que pusieron el grito en el cielo cuando se enteraron los detalles del acuerdo con el FMI, a principios de año.

Y son los gobernadores los que no quieren que Nación recorte las partidas que les envían. Son ellos los que, en los hechos, le pusieron un freno al FMI. Y son ellos los que acaban de poner a una ministra.

FUENTE: Tiempo Argentino

Silvina Batakis es la nueva ministra de Economía

Finalmente se conoció el nombre de quien reemplazará a Martín Guzmán. ¿ Habrá más cambios en el gabinete?

El presidente Alberto Fernández designó a Silvina Batakis como nueva ministra de Economía luego de mantener reuniones durante todo el domingo para afinar junto a sus colaboradores más estrechos y con referentes de los sectores del Frente de Todos (FdT) el rediseño del Gabinete nacional a partir de la renuncia que ayer presentara Martín Guzmán.

La gran duda es si la llegada de Batakis será el último cambio en el Gabinete. En las pocas horas transcurridas desde la salida de Guzmán y la confirmación de la flamante ministra de Economía hubo una danza de nombres que incluyó modificaciones en casi todo el organigrama ministerial. Pero ninguno se confirmó y habrá que esperar que sucede el lunes.

La designación de Batakis fue informada a Télam por fuentes oficiales en una jornada atravesada por llamados y encuentros que se aceleraron desde el domingo por la mañana y que tuvo un momento clave en un diálogo telefónico mantenido esta noche por el Jefe de Estado y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Solo minutos después, la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, confirmaba que Batakis será la nueva encargada de la cartera de Economía a través de su cuenta de Twitter.La renuncia de Guzmán a la conducción del Palacio de Hacienda se dio a conocer sorpresivamente ayer, en simultáneo con un acto en memoria de Juan Domingo Perón que encabezaba la titular del Senado en la localidad bonaerense de Ensenada.

Mientras la Vicepresidenta señalaba sus reparos a la intransigencia en las políticas de reducción del déficit fiscal, Guzmán -que en la semana había vuelto a insistir con la necesidad de reducirlo- daba un paso al costado a través de una extensa carta difundida al mismo tiempo desde su cuenta de Twitter.

Desde el sábado por la noche, la Quinta presidencial de Olivos se convirtió en el epicentro de la política nacional. Ya en la mañana del domingo, Alberto Fernández fue recibiendo a sus colaboradores y tuvo tiempo para compartir unas primeras impresiones antes de la llegada del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien arribó minutos antes de las 11 en la camioneta Hyundai de color negro en la que suele desplazarse entre la Ciudad y el norte del conurbano bonaerense.

Hasta las 14, el jefe de Estado dialogó de manera extensa con el titular del Frente Renovador quien, además de ser uno de los socios «fundadores» de la coalición de Gobierno, sirvió de articulador con los restantes sectores involucrados.

Fue por esa hora que el exintendente de Tigre se retiró de Olivos para dialogar con personas de su confianza y, cerca de las 17, volvió a la Quinta para continuar con las negociaciones para la reorganización del Ejecutivo, que podrían incluir su ingreso al Gabinete en un rol central para la administración.

A las 17.30, ingresó a la residencia el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien a primera hora había llegado a Buenos Aires desde su natal Tucumán para sumarse al cónclave. Con él llegó el mensaje de los gobernadores y del peronismo: todos se encontraban expectantes de la redefinición, pidiendo el diálogo entre Fernández y Cristina Kirchner.

También la oposición se mostró preocupada por la situación y la mesa nacional de Juntos por el Cambio pidió «la máxima responsabilidad institucional» al Gobierno nacional.

Mientras tanto, fueron pocos los dirigentes del FdT que quisieron expresarse públicamente con las excepciones del diputado sanjuanino José Luis Gioja y el senador formoseño José Mayans, y, en general, primó la cautela a la espera de la definición.

En el caso de Mayans, jefe del bloque del FdT en la Cámara alta, pidió «bajar los desencuentros» en la coalición oficialista y consideró que el nombre del reemplazante del renunciante ministro de Economía, Martín Guzmán, debiera darse a conocer lo antes posible «para llevar tranquilidad a la población».

«Ahora es necesario bajar todos los desencuentros», exhortó Mayans en declaraciones a la emisora on line Futurock que luego difundieron sus voceros, y remarcó que, en el contexto actual, «lo más importante» es evitar «el sufrimiento de la gente» ya que Argentina se encuentra «ante una situación altamente compleja».

FUENTE: Tiempo Argentino

La elección del sucesor de Guzmán define el rumbo de la Argentina

Aunque el exministro de Economía venía debilitado, la presentación de su renuncia en pleno discurso de la vicepresidenta Cristina Fernández causó sorpresa dentro y fuera del gobierno. El presidente definirá hoy el nombre de su reemplazante para evitar que la incertidumbre agrave la crisis.

El presidente Alberto Fernández definirá el nuevo rumbo económico de la Argentina este domingo, cuando dé a conocer el nombre del o la reemplazante de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía. Las especulaciones incluyen que la salida del funcionario abrirá la posibilidad de un cambio profundo de todo el gabinete económico. Fuentes cercanas a Cristina Fernández de Kirchner se desvincularon de la designación del nuevo equipo económico: “El presidente es Alberto”, dijeron. Sergio Massa, la tercera pata de la coalición, quien hizo sonar su nombre durante la semana como candidato a ocupar la jefatura de Gabinete, eligió correrse de escena y mantuvo un silencio inquebrantable.

Guzmán difundió su renuncia a través de la red Twitter en momentos en que la vicepresidenta hablaba en un acto en homenaje a Juan Domingo Perón en Ensenada. Cristina se enteró de la dimisión del funcionario, que fue objeto reiterado de sus críticas, luego del acto en el que volvió a diferenciarse de su visión sobre el crecimiento de la inflación en la Argentina. De hecho, ubicó a Guzmán más cerca de Carlos Melconian, el economista con quien se reunió la semana pasada, por su perspectiva vinculada al equilibrio fiscal y la reducción del gasto. El presidente Alberto Fernández se enteró un rato antes. Guzmán lo llamó por teléfono para comunicarle su decisión, lo que activó el dispositivo de consultas que terminará hoy, cuando se conozca quién lo sucederá.

Guzmán se había jugado su ya escaso capital político a la segmentación de las tarifas. “Gestionaremos con gente que esté alineada con el programa económico”, dijo en abril. El objetivo era esquivar el freno que ponían los funcionarios kirchneristas que habitan su ministerio, en particular del titular Federico Basualdo Subsecretario de Energía Eléctrica y del Interventor del ENARGAS Federico Bernal. La segmentación se anunció, pero nunca se habilitó la web donde los usuarios tenían que inscribirse para recibir los subsidios. Guzmán venía reclamando el manejo de las variables económicas en un gabinete tupacamarizado entre los distintos actores de la coalición.

De hecho, en el extenso texto de renuncia del discípulo de Joseph Stiglitz queda claro el motivo: “Desde la experiencia que he vivido, considero que será primordial que trabaje en un acuerdo político dentro de la coalición gobernante para que quien me reemplace, que tendrá por delante esta alta responsabilidad, cuente con el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica necesarios para consolidar los avances descriptos y hacer frente a los desafíos por delante. Eso ayudará a quien me suceda pueda llevar adelante las gestiones conducentes al progreso económico y social con el apoyo político necesario para que aquellas sean efectivas”.

Otra de las diferencias centrales entre Cristina y Guzmán es lo que este sábado la vicepresidenta propuso como “Ingreso Universal Básico”, una salida política a la discusión sobre los planes sociales. Entre el público, la escuchaban Juan Grabois pero también Daniel “Chuki” Menéndez, un dirigente social que moviliza junto con el Movimiento Evita. “Si hay 7 millones de pobres, ¿por qué hay solo 1.200.000 planes?”, cuestionó la vice. Pero Guzmán no tenía margen para ampliar la ayuda social del Estado, debido al acuerdo firmado con el FMI.

El presidente había respaldado esta semana a Guzmán en un reportaje en C5N y luego lo invitó al poco concurrido acto de la CGT de este viernes, en lo que resultó ser su último acto público antes de la renuncia. Su estrella ya se había empezado a apagar.

Con Guzmán se fueron el secretario de Hacienda, Raul Rigo, y el efímero secretario de Comercio Interior Guillermo Hang. También corrió el rumor de la renuncia del titular del Banco Central, Miguel Pesce, pero continuaba en su cargo. “No tenemos nada que ver con el equipo de Guzmán”, señalaron cerca suyo.

Los rumores y operaciones sobre la sucesión de Guzmán se multiplicaron con las horas. Desde el jueves Massa venía haciendo circular la eyección de Guzmán y su llegada a la jefatura de Gabinete. El tigrense juntó apoyos entre dirigentes de la oposición para desplazar al extitular de Economía. Sin embargo, el presidente de la Cámara de Diputados evitó hablar públicamente y argumentó que tenía que asistir al cumpleaños de su hermana y que iba a seguir la definición “por teléfono”.

Otros dos economistas cuyos nombres comenzaron a circular se encargaron de desmentir su llegada al ministerio caliente: uno es el exviceministro de Economía de Axel Kicillof, Emanuel Álvarez Agis, y el otro es su actual ministro de Producción bonaerense Augusto Costa. También trascendió el nombre de Silvina Batakis, actual secretaria de las provincias del Ministerio del Interior que conduce Eduardo de Pedro. La economista fue ministra del exgobernador Daniel Scioli, recién llegado al Gabinete después de la crisis de la eyección de Matías Kulfas.

En el Ministerio del Interior no lo negaron ni lo afirmaron. La economista tiene relación directa con los gobernadores debido a su cargo, mantiene diálogo propio con Scioli y Wado de Pedro, y ya forma parte de un gabinete nacional donde la disparidad de género juega a su favor. Habrá que ver. «

FUENTE: Tiempo Argentino

El río que quería vivir

Se veía venir, y parece que viene nomás. Diversos medios aseguran que está a la firma o ya se firmó el decreto que le otorga a la Administración General de Puertos (AGP S.E.) la concesión del mantenimiento del sistema de dragado y señalización del río Paraná por 12 meses. 

Consummatum est, podría decirse no sin cierto alivio, ya que (de confirmarse) no sería lo peor que pudo suceder, si bien la cuestión fundamental (la reafirmación de la soberanía sobre nuestro río) sigue sin resolverse y los ganadores de la pulseada son, una vez más y todavía, las grandes multinacionales y sus valedores locales.

Según se sabe, la AGP licitará los servicios entre dragadoras privadas y sobre la base de lo que durante un cuarto de siglo realizó la empresa Jean de Null. Y si bien parece que a partir del nuevo decreto la AGP (o sea el Estado) cobrará peaje a las navieras por la navegación en nuestro río, con esto no termina la película de la entrega de soberanía. Al contrario, acaba de comenzar porque el gran tema pendiente es, por un lado, la fiscalización del comercio exterior hoy descontrolado (y el cual, con prolijidad y rigor podría llegar a pagar en pocos años el total de la deuda externa) y por el otro el inicio de un sistema de puertos nacionales, con florecimiento de la vieja e importante industria naviera, y de la marina mercante nacional.

Otro aspecto positivo es que, en los últimos años y paradójicamente «gracias» al macrismo, se desgastó completamente el mito de la eficiencia de la empresa privada frente a la ineficiencia estatal. En su lugar apareció, y hoy reluce, la mera verdad: que el modelo privatista se basa en apariencias y no en verdades; es prebendario del Estado al que corrompe, y además fomenta la explotación humana. Es más bien un tipo de empresa caníbal que para países como la Argentina, y en general del Tercer Mundo, resulta cruel y genera violencia. Por eso es necesaria la reivindicación de modelos públicos que, sobre todo si se establecen fuertes controles y penalidades, son mucho más eficientes que los modelos privatistas, como se viene probando en muchos países.

Como fuere, es imperativo tener conciencia de que son varios los asuntos pendientes a partir de la comprobación de que se ha perdido una gran oportunidad de dejar que la empresa Hidrovía S.A. se retirase sin costos para el Estado, lo que hubiese permitido recuperar no sólo los plenos derechos nacionales sobre el río, sino también el afianzamiento de las gigantescas posibilidades económicas que la Argentina hoy tiene vedadas.

La soberanía completa sobre el Paraná seguirá pendiente, a la vez que un montón de daños colaterales seguirán pesando sobre el país. Por caso la grosera y prepotente instalación de puertos extranjeros que funcionan como enclaves coloniales en nuestro territorio. O el ya enorme daño ambiental que se agravará aún más con los dragados abusivos que se hacen en estos mismos días dada la extraordinaria bajante de las aguas. Y bajante debida a la sequía provocada por los feroces incendios en la Amazonia y los desmontes descontrolados por parte de las agroempresas, tanto en Paraguay como en todo el norte argentino. Eso está impidiendo ahora el tránsito de muchos grandes buques y la solución no es, como se practica en estas horas, profundizar el lecho dragando más y más porque eso daña a un río ya herido. 

Cabe decir que esta es una tara desdichadamente muy común en el mundo, debida a que faltan arenas para cada vez más gigantestas obras de ingeniería y para la extracción de petróleo mediante el llamado «fracking», que es un modo de destrucción de la naturaleza. Muchos países se roban arenas entre sí, y se sabe que algunos destruyen lagos y acuíferos con tal de extraer arena para satisfacer la impresionante y creciente demanda de hormigón. Esto, que desde hace tiempo es práctica usual en Asia, ahora nos toca a nosotros.

Y ni se diga de la magra y deficiente acción estatal en materia carretera. Porque si no se restablece con urgencia un sistema ferroviario como el que tienen todos los países con grandes puertos y hace décadas tuvimos también nosotros, el ya deteriorado sistema carretero, que en la Argentina es precario, insuficiente, ineficiente y caro, va a colapsar. Basta ver el impresionante tránsito de miles de camiones cargados de granos, o de arenas, que atosiga las rutas de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y otras provincias, y que es encima muy peligroso. Son millones de camiones que circulan muchas veces sobrepasados en la tara permitida, provocando altísimos índices de accidentes y crecientes daños a las rutas que –-por si no lo saben–- pagamos todos. 

Según el decreto de marras, no sólo los servicios de dragado y balizamiento se licitarían entre privados, sino que, mientras transcurran los 12 meses de esta concesión «corta», el Ministerio de Transporte encarará otra licitación, ésta de fondo y para el largo plazo, y parece obvio presumir sus posibles contenidos.

Seguramente por todo esto el ministro Guerrera fue, esta semana y dizque «en forma reservada», a anticiparle a los directivos de la Bolsa de Comercio de Rosario todos los cambios «a la firma» del Presidente. Y reunión en la que según diarios rosarinos estuvo acompañado por el jefe de Gabinete de ese ministerio, el abogado radical Abel De Manuele, quien cumplió similar función durante el macrismo a las órdenes del entonces ministro Dante Sica, y que habría sido el redactor del decreto. En tal encuentro, la BCR habría planteado que todo el proceso de licitación no debería afectar el para ellos «muy buen servicio» de dragado que se viene prestando y que en tiempos de una bajante del Paraná como la actual, es «imprescindible para que no se corte el transporte fluvial de cargas». 

También hay que decir, aunque pudiera fastidiar a algunos, que la cuestión de la soberanía del Paraná desnuda de paso la ominosa pérdida de sentido de Justicia Social y de moralidad que desde hace muchos años viene ganando a algunos sectores políticos, tanto del peronismo como de otras afiliaciones políticas. Menem fue letal en este sentido, por disolvente y cipayo, y dejó pésimos ejemplos que todavía esta nación está pagando. 

Ha sido un proceso sigiloso el del decreto 949/2020, y el silencio generalizado ha sido sólido y constante. Y es curioso que se habla de soberanía en las Malvinas, pero se silencia el Paraná. Por eso desde algunos colectivos se alertó al pueblo argentino, lo cual quizás no sea jamás entendido por algunos escuderos del poder que sólo pretenden sumisión y silencio. Claro que el papelón mayor le corresponde al macrismo, cuya mudez en materia de soberanía y del Paraná en particular, ha sido total, maciza y desvergonzada. No hubo ni una sola declaración de JxC.

Pero también se echaron de menos –­todo hay que decirlo– pronunciamientos de las jerarquías del Congreso: ni CFK ni Sergio Massa ­–ni la Cancillería– se pronunciaron respecto de la posible, inminente y ahora reencaminada privatización del Paraná. 

Siempre útiles algunos hitos de la Historia, es imposible olvidar que fue Juan Perón quien en 1953, al inaugurar el Astillero Río Santiago, anunció: «Construiremos buques argentinos, en astilleros argentinos y por trabajadores argentinos». Las grandes mayorías populares no lo olvidan. Ésa es la esperanza. 

FUENTE: Página 12

Por Mempo Giardinelli

El desafío de integrar los sistemas de salud

La ministra Vizzotti dijo que se trabaja para «reducir la fragmentación» del sistema. Los sindicatos no tienen una posición única. El sistema privado, por ahora, se opone.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, retomó este martes los dichos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner quien el lunes reabrió la discusión sobre la necesidad de avanzar en «unificar el sistema de salud» entre las prepagas, las obras sociales y el sector público en Argentina. Vizzotti aseguró que hay conversaciones permanentes sobre ese tema entre los distintos subsectores y el Gobierno, y que

“estamos todos trabajando en disminuir la fragmentación”.

Carla Vizzotti

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, dijo que la idea es “establecer una lista de problemas y ver cuales se pueden resolver coordinadamente”, y su par porteño, Fernán Quirós, también manifestó su apoyo a la iniciativa al asegurar que «la complejidad del sistema de salud en Argentina merece diálogo y un camino en común». Si bien las posiciones dentro de los sindicatos y de las prepagas no son uniformes, ambos sectores están concentrados en que sus cajas no se vean afectadas, aunque todavía no tengan certezas sobre la posible unificación.

«No se trata de estatizar nada, este es un punto fundamental para entender, sino de integrar para reducir costos», aseguraron a Página/12 fuentes de la provincia de Buenos Aires que están trabajando en el tema. 

La posibilidad de que exista un sistema de salud integrado es una tarea que, si bien puede comenzar ahora, llevará tiempo y, sobre todo, un profundo diálogo entre actores que tienen intereses diversos. Sin embargo, los representantes sindicales centran sus reclamos en cuestiones de financiamiento puntuales, sin tener en cuenta la importancia de regular cuestiones que vienen sucediendo de hecho y que la pandemia dejó en evidencia.

En el caso de las obras sociales, reclaman una deuda histórica que el Estado tiene con ellas y desde las prepagas, su objetivo central en el corto plazo es que el Gobierno apruebe los aumentos para las cuotas de sus clientes. 

La pandemia, según la vicepresidenta, integró «a las patadas y a la fuerza», el sistema de salud «porque lo impuso la realidad”. En ese sentido, opinó que hay que volver a discutir algo que el instituto Patria planteó en 2019 y ella retomó en un acto también en la ciudad de La Plata a fines de 2020: «tenemos que tener la valentía y sobre todo la inteligencia de poder anticiparnos a lo que va a venir”, subrayó.

De esta manera puso sobre la mesa un tema que, según indicaron fuentes de Provincia de Buenos Aires, se viene discutiendo desde hace un tiempo. «Que ella lo mencione implica un llamado de atención acerca de que en este debate la sociedad debe participar, no debe ser un arreglo en una mesa de jugadores, porque en el medio está la salud de la población», dijeron. 

Según Vizzotti las reuniones «no solo continuaron, sino que se fortalecieron». En el marco de la inauguración en el Centro Cultural Kirchner del primer vacunatorio nacional, la ministra retomó el planteo de la expresidenta.

«Estamos todos trabajando en disminuir la fragmentación del sistema en conjunto con la Superintendencia de Servicios de Salud y del sector privado. La pandemia fue un oportunidad para entender que la salud es una sola. De toda crisis se genera una oportunidad», afirmó. 

Si bien no hay un proyecto concreto para la integración de los subsistemas, existen una serie de lineamientos que tienen como origen un informe de la comisión de salud del Instituto Patria de 2019, y que la pandemia volvió urgentes. Fuentes del gobierno bonaerense subrayaron que «el tema fundamental es que el sistema tenga un conjunto de regulaciones trabajadas, consensuadas, donde el objetivo sea brindar a la totalidad de los argentinos la misma calidad de atención, cualquiera sea el subsector en el que se atienda». 

La idea sería «ir hacia un sistema integrado de salud mixto, pero que multiplique los puentes entre los subsectores. El publico sería el organizador y tendría un rol rector», especificaron.

La importancia de avanzar con esta idea tiene que ver con dos aspectos: uno relacionado a la compra de insumos y otro al fortalecimiento del subsistema público. En relación a lo segundo, según explicaron desde PBA, en muchas oportunidades las personas que tienen medicina prepaga asisten al subsector público. Una de las propuestas es que, en estos casos, la prepaga o la obra social se haga cargo de una parte del costo que asume el Estado en esos casos, lo que denominan ‘transparentar los subsidios’. 

«Lo único que se pide es que la seguridad social y las prepagas, cuando tienen esa situación, participen del financiamiento ayudando a que el sector público se mantenga en pie. A pesar de que el sector público está organizado para los que no tienen otra cobertura, están abiertos a toda la población. Si hay un convenio formal, podría ser con un arancel preferencial, pero lo importante es que se reconozca esa atención», aseguraron desde PBA.

Por otro lado, uno de los principales problemas de todos los subsectores de salud es el costo de los insumos que muchas veces están dolarizados, como ocurre con medicamentos o vacunas. Tener un sistema articulado permitiría afrontar esas compras en conjunto y que el Estado tenga un rol más activo en esas negociaciones. «Lo que probamos con la pandemia es que tenemos que hacer todos los esfuerzos para que en temas de salud el Estado esté a disposición de todos los argentinos, como lo que pasa con la vacuna. En relación a la calidad de atención no puede haber diferencias y esto es ir al espíritu mismo de la Constitución», indicaron fuentes del gobierno bonaerense.

FUENTE: Página 12

Por: Melisa Molina

Es ley el aborto voluntario en Argentina

30 diciembre, 2020dn

El Senado de la Nación transformó en la madrugada de este miércoles en ley la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que legaliza el aborto en el país por decisión de la mujer hasta la semana 14.

El Senado convirtió este miércoles en ley la legalización del aborto, en una histórica sesión que fue seguida por miles de manifestantes y colectivos de mujeres de todo el país y en la cual también se sancionó el Plan de los 1000 días de cuidado integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia.

Con los apoyos de senadores oficialistas y opositores, el proyecto sobre el aborto se transformó en ley en una votación crucial que deja al Gobierno con una de sus promesas de campaña saldadas en el cierre de su primer año de gestión y una victoria legislativa de cara al ciclo electoral que se avecina.

El “sí” a la legalización del aborto (mediante el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo) hasta la semana 14 de gestación se impuso por 38 votos afirmativos y 29 negativos y una abstención, tras un acuerdo alcanzado con algunos senadores indefinidos para retoques en el texto al momento de la promulgación, en una sesión que comenzó el martes y se extendió durante 12 horas.

Así, la Cámara tradicionalmente más conservadora del Congreso, que frenó hace dos años la misma iniciativa por 38 votos contra 31, logró esta vez darle luz verde a una ley que prioriza el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo por sobre las objeciones basadas en los preceptos constitucionales de defensa de la vida desde la concepción.

El suspenso sobre el resultado se mantuvo en el Senado hasta el último minuto y la opción por el “sí” al aborto se definió finalmente con el anuncio del oficialismo de que se vetaría parcialmente un artículo cuya interpretación sobre la alternativa del aborto después de la semana 14 de gestación era muy amplio.

El respaldo de los senadores del Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, y los del Frente de Todos Eduardo Kueider y Sergio Leavy, así como el de la neuquina opositora Lucila Crexell, fue decisivo para consolidar el aval a la propuesta del Gobierno.

Tras la sanción de la norma sobre el aborto, el Senado aprobó por unanimidad el proyecto de Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, conocido también como el Plan de los 1.000 días.

La nueva ley de aborto, llevada al Congreso por el Gobierno de Alberto Fernández en línea con una de sus promesas de campaña, deja atrás una legislación de 99 años que castigaba con cuatro años de cárcel a las mujeres que abortaban y sólo permitía la interrupción de los embarazos en casos de violación o de peligro de vida para la persona gestante.

Ahora, con la flamante normativa lograda tras al menos seis envíos fallidos de proyectos de ley similares en los últimos 15 años, las mujeres podrán interrumpir un embarazo sin temor de ir a prisión hasta la semana 14 y el sistema de salud público deberá garantizar la cobertura de la intervención de manera gratuita.

La intervención del papa Francisco, en la previa de la sesión, con un tuit en favor de “las dos vidas”, y la apelación a la inconstitucionalidad, no logró consolidar el voto de los detractores de la legalización, que anunciaron que llevarían su demanda a la Justicia.

El resultado en favor del fin de la despenalización y la legalización del aborto fue festejado en la calle por los partidarios “verdes”, en su mayoría mujeres y jóvenes que siguieron el minuto a minuto de la sesión en las afueras del Palacio Legislativo.

La indefinición de algunos senadores que mantuvieron en reserva su posición hasta el último minuto hicieron que esta sesión sea una de las que mayores expectativas concitó no sólo en la opinión pública argentina sino en países de habla hispana.

Suspenso hasta el último minuto

Pocas leyes como esta -con excepción de la referida a la resolución 125 de retenciones para el campo, en 2008- llegaron al recinto con un resultado tan incierto y una paridad tal que hasta se especuló con que la vicepresidenta y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, podría llegar a tener que desempatar.

La transversalidad de la medida, que atravesó a las dos principales fuerzas políticas del país pero en general a toda la sociedad, transformó a esta norma en una de las pocas que logró trascender la llamada “grieta” que divide a los argentinos entre el peronismo y el antiperonismo.

Tanto en el debate de 2018 como en el de este año, legisladores del Frente de Todos festejando con sus acérrimos rivales de Juntos por el Cambio y, al mismo tiempo, los detractores del aborto, de bancadas opuestas, aunando esfuerzos para frenar la ley, fueron el rasgo atípico que marcó la discusión sobre el aborto desde sus comienzos.

Entre los partidarios del “no” en el Senado, la mayoría fueron miembros de la coalición Juntos por el Cambio. De los 29 votos en contra, 17 fueron de opositores y 16 del Frente de Todos mientras que entre los denominados “verdes” 26 fueron del FdT y sólo 11 de JxC.

La posición de Cristina Kirchner fue de decidida acción en pos de facilitar el debate en la Cámara que preside, tanto en comisiones como en el recinto y, al mismo tiempo, dar libertad de acción a sus legisladores al punto de que su propio jefe de bloque bregó por el “no”.

La propia Cristina Kirchner aseguró en 2018 cuando finalmente la ley fue archivada por el Senado que quien la hizo cambiar de posición no fue su hija Florencia como se afirmaba entonces sino “las miles y miles de mujeres que se volcaron a las calles”.

El líder de la coalición opositora, Mauricio Macri, promovió el debate en 2018 pese a estar en contra pero se mantuvo esta vez al margen de la discusión, en sintonía con el argumento de los “celestes” que aseguraban que era inoportuno este debate en medio de la pandemia de coronavirus.

Al igual que durante la sesión de la Cámara de Diputados, que votó a favor por 131 contra 117, la sesión del Senado fue seguida desde los palcos por diversas personalidades de la política y del gabinete como los ministros de Salud, Ginés González García y de Mujeres y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta; la secretaria de Salud, Carla Vizzotti; y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

Los festejos se dieron en la calle, en las inmediaciones del Congreso, y hasta en otros barrios porteños con bocinazos de automóviles que circulaban en horas de la madrugada.

FUENTE: Télam

INICIO