Archivo de la etiqueta: Horacio Rodriguez Larreta

D’Onofrio: “Provincia paga el 91% de los subsidios a colectivos»

El ministro de Transporte bonaerense, Jorge D’Onofrio, opinó sobre la nueva polémica entre el Gobierno nacional y la Ciudad de Buenos Aires (CABA), a partir de la mesa de diálogo planteada para el traspaso de las 32 líneas de colectivos que circulan en territorio porteño, y dijo que lo que se busca no es reducir subsidios, sino poner en “paridad” a todas las jurisdicciones.

De ese modo, el flamante funcionario de Axel Kicillof, se subió ala nueva disputa entre el Gobierno nacional y CABA, al responderle al ministro de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, quien advirtió que “podría duplicarse” el costo del boleto si el traspaso de colectivos que circulan solo por el distrito porteño.

El Gobierno nacional pretende traspasar a la Ciudad 32 lineas de colectivos.

“Los bonaerenses hace mucho tiempo que nos hacemos cargo del transporte, no solo del Conurbano sino también en el interior de la provincia”, destacó el ministro de Transporte, quien además aseguró que “la provincia de Buenos Aires se hace cargo del 91% de los subsidios a los colectivos sin aumentar la tarifa”.

Además, D’Onofrio aprovechó a la situación para pasarle una factura política a Jorge Macri, al decir que “le suena raro” que esté opinando de algo cruzando la General Paz. “Ahora que es funcionario de la Ciudad defiende los intereses de los porteños”, sentenció el ministro bonaerense y chicaneó: “Si Cambiemos no sabe cómo hacer para no subir las tarifas sin tener subsidios, les explico”.

En ese marco, D’Onofrio respaldó la posición del Gobierno nacional respecto al traspaso de colectivos, que implica “hacer cumplir la Ley 26.740 a través de su Artículo 2, aprobada en 2012, que dispone la competencia de la Ciudad de Buenos Aires como el ente exclusivo de la regulación y el control del Transporte automotor de los prestadores de servicio que circulen por su territorio”.

El ministro de Trasporte bonaerense D’Onofrio hizo alusión al Pacto Fiscal del año 2018, que se firmó entre el expresidente Mauricio Macri, los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en el que se incluía la quita de subsidios automotor.

“Esto con la provincia de Buenos Aires se cumplió a rajatabla. En el 2021 la Provincia, en lo que tiene que ver con subsidios al transporte, pagó el 91% y la Nación pagó el 9%, mientras que la Ciudad de Buenos Aires pagó el 43% y la Nación pagó el 57% restante”, dijo D’Onofrio al rebatir los argumentos de Jorge Macri.

De esta forma, según D’Onofrio, el precio del boleto en las líneas de colectivo de la jurisdicción provincial “se mantuvo sin tener aumentos al ser absorbido en plenitud por el Estado bonaerense”.

Es que, el ahora funcionario porteño alegó que sin el subsidio el boleto de colectivo porteño podría irse a más de 49 pesos. En esa línea, D’Onofrio aclaró que “las líneas nacionales que van de provincia a la Ciudad las paga la mayor parte la provincia porque Mauricio Macri por decreto dividió las responsabilidades por kilómetros”.

Volviendo a la disputa política, y haciendo foco en el camino que Jorge Macri emprendió rumbo a ser propuesto como candidato a Gobernador en 2023 del PRO, D’Onofrio lo criticó y dijo que “está cumpliendo con la máxima de Cambiemos que es que para desembarcar en la provincia de Buenos Aires antes hay que ser funcionario porteño”.

Colectivos: el conflicto por el traspaso y los subsidios

El Gobierno nacional convocó a una mesa de trabajo con técnicos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para definir el traspaso de 32 líneas de colectivos porteños que en 2021 significaron 14.600 millones de pesos en subsidios.

Con el traspaso de colectivos a CABA, el Gobierno nacional cumple con un reclamo histórico de las provincias, ya que la Ciudad es la única jurisdicción del país que recibe fondos para subsidiar líneas de transporte que circulan dentro de sus límites territoriales.

Hasta ahora, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) las líneas de colectivo que van desde el 0 hasta el 200 son de jurisdicción nacional. El ministerio de Transporte de Nación paga los subsidios a las tarifas.

Ese universo suma 135 líneas de colectivos, de las que Nación quiere transferir a la Ciudad 32, y las 103 restantes, que recorren parte de la Ciudad y del Conurbano continuarían con subsidios del Ejecutivo nacional.

A su vez, en el AMBA el resto de las líneas de colectivo que llevan un número superior al 200, corresponden a la jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires, que también aporta los subsidios a las tarifas.

Un video de 1974 de la playa en Olivos revivió el reclamo para el acceso público al Río de la Plata

La filmación de un noticiero de Canal 7 muestra a la gente bañándose y jugando a la paleta. Una asociación de vecinos del Puerto presentó un proyecto para recuperar esa zona donde hoy reinan las privatizaciones o los escombros.

La escena es de 1974. Una periodista de Canal 7 habla con un prefecto en la costa de Olivos (Vicente López) acerca de cómo viene la temporada de verano, y la espera de que apareciera la novedad del momento: la tanga. Más allá de eso, el video en blanco y negro cobró difusión por otra imagen asociada a la nostalgia: la gente del AMBA podía jugar en la arena y bañarse en las aguas el Río de la Plata. El video reflotó un proyecto de vecinos del norte del Gran Buenos Aires que proponen un Parque Natural Náutico, recuperar los espacios públicos privatizados y, básicamente, volver a mirar y disfrutar del río.

Desde 2015, la Agrupación Intervecinal del Puerto de Olivos (AIPO) de Vicente López tiene presentado el proyecto de creación del Parque Natural Náutico Las Escaleritas. El núcleo de la iniciativa es “la puesta en valor del Puerto de Olivos y el área ribereña adyacente (al sur), donde funcionaba hasta hace 50 años el mítico Balneario Las Escaleritas”.

“Se quiere rescatar el espíritu de ese ícono de Vicente López de la primera mitad del siglo XX, lugar común donde se mezclaban grupos de personas generando un acontecimiento socialmente relevante más allá de las procedencias de cada grupo”

Y enumeraron los postulados:

“Recuperar los Espacios Públicos cedidos; reponer la traza de la antigua Línea de Ribera; respetar el Camino de Sirga; reconstituir el natural Corredor Biológico, uniendo Vicente López por su ribera; sanear el ambiente fluvial y el de sus áreas adyacentes; aumentar los Espacios Verdes; proteger un nuevo Nodo -eslabón- del Corredor Biológico, entre el “Parque y Paseo Peatonal del Puerto” al norte y, en dirección sur, hasta el Nodo del Círculo Militar para unirse con el “Área Natural-Reserva” en H. Yrigoyen y el río”.

La iniciativa, además, busca algo más audaz y complicado: recuperar diez hectáreas de espacios verdes públicos y un kilómetro de ribera; y retirar los escombros que actualmente impiden el acceso al río, “saneando el suelo de la contaminación causada por rellenos permitidos por el Municipio en el período 1986-2018”.

En plena pandemia, el 2020 y el 2021 fueron años paradigmáticos en la lucha de la sociedad de Capital y Gran Buenos Aires por recuperar el río. El motor se generó en CABA, ante la presentación de dos proyectos oficiales del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que dictamina privatizar los últimos dos espacios posibles de acceso público al Río de la Plata: uno en Costanera Norte, en el que harán grandes torres y desarrollos inmobiliarios donde funciona Costa Salguero; y el otro en Costanera Sur, en el que IRSA construirá un barrio privado.

Las audiencias de ambos proyectos fueron multitudinarias con más del 90% de exposiciones en contra que las declaraban inconstitucionales, entre otros puntos por no tener informes de impacto ambiental y por incumplir el Camino de Sirga. Como no eran vinculantes, el oficialismo de la Ciudad siguió con sus ideas.

En Vicente López, el primo de Mauricio, Jorge Macri, llevó adelante una política similar en cuanto al río. Si bien en Olivos la gente llena el Vial Costero, y la ciudad mira al río mucho más que su hermana mayor Capital Federal, es básicamente eso: mirar.

Acceder al río, volver a disfrutarlo, tener costa o meterse en el agua hoy es incluso físicamente imposible por las barreras de escombros, y por las privatizaciones que llevó adelante el Municipio en los últimos 25 años, profundizada a partir de 2014, especialmente al sector gastronómico.

La última novedad fue en diciembre pasado, cuando inauguró Mostrador Santa Teresita, que tiene al famoso chef, Fernando Trocca, como su emblema. “Él afirma solo aportar el know how, aunque en entrevistas y redes sociales podría parecer que además es socio”, apunta Juan Pedro Frère Affanni, de AIPO. El restaurante de 4 estrellas está ubicado en calle Alberdi 25, literalmente frente al río.

Los vecinos denuncian que es “completamente ilegal”. Así lo cuenta Frère: “ese restaurante no podría estar ahí porque el espacio que ocupa es público, del dominio provincial, y según lo establecido por el Código Civil y la Constitución Nacional, debería quedar de libre acceso pues es parte del Camino de Sirga. Además, no se realizó el estudio de impacto ambiental correspondiente”.

Igual que en CABA, como una continuación visual y geográfica, Vicente López exhibe grandes edificios sobre terreno ganado al río, y un flujo de tránsito incesante donde hace cincuenta años era playa, con público que se metía en las aguas y otras jugaban a la paleta, como lo muestra un video de 1974, que a esta altura parece ciencia ficción.

FUENTE: Tiempo Argentino

La línea divisoria

Imágenes, preguntas y respuestas de una recorrida por un domingo electoral sorprendente.


El oficialismo tiene un problema: perdió. La oposición tiene un problema: ganó. Las PASO de las elecciones de medio tiempo siempre tienen esta característica: desafían a la dirigencia política a la correcta lectura de resultados. Y quien lo haga mejor, ganará realmente la elección.

Son muchas las variables que hacen falta tener en cuenta para analizar estos resultados. Y todas son importantes. Una: la baja participación. Apenas el 68%, y en algunos distritos claves, como la Comuna 1, donde conviven en la grieta Recoleta y la Villa 31, apenas el 51,65%.

Este porcentaje ausente de definición sumado a los votos en blanco y los anulados representa el botín electoral a disputar de acá a noviembre.

El tema es cómo conquistarlo. Para decirlo en términos clásicos –esos que incomodaron esta noche a Javier Milei, la gran sorpresa de esta temporada electoral– la incógnita a resolver es si hay que hacerlo por izquierda o por derecha. Otro factor a desentrañar: qué representa el voto Milei, que tanto inquieta al team de Horacio Rodríguez Larreta.

Ahí estamos.

Desde el búnker “libertario”

En el hotel del barrio de Balvanera, a metros de la iglesia donde se ruegan milagros a San Expedito, hay una docena de hombres que enarbolan banderas argentinas y gritan sin cesar una sola palabra: “Libertad”. Adentro, en el salón de prensa, hay un ramillete de cámaras que aceptan dócilmente las reglas impuestas por los organizadores.

Son más de 20 metros los que las separan del podio por donde desfilarán diferentes personas que recitarán un discurso sin dar lugar a preguntas.

La primera es una señora de pelo lacio y renegrido, blazer y camisa roja, que decide presentarse así:

“Soy una artista venezolana, nacida mujer, que resido en Argentina hace 22 años”. Luego de definir al socialismo del siglo 21 como “un virus letal” cierra su oratoria con un grito que repite tres veces:

“Viva la libertad, carajo”.

Le pregunto a los gritos que impone la distancia cuál es su nombre y a qué arte se dedica. Responde sin ganas: “Azabache. Soy cantante, actriz y publicista”.

Me explicará luego Agustín, responsable de las redes sociales del candidato Milei, que decidieron así darle voz a quienes los acompañan en esta “gesta”. Se refiere con esa palabra a lo que significa para los seguidores de este economista mediático haber logrado en apenas seis meses constituirse en la tercera fuerza política de la ciudad Capital y la cuarta del país.

Cómo creen que lo lograron es algo que queda claro luego de soportar durante horas que en las pantallas y en loop, uno detrás de otro y a volumen ensordecedor, desfilen fragmentos de las participaciones del candidato en tevé y en actos. Son cuatro, muy breves, así que minuto tras minuto y hora tras hora, lo que se escucha es lo mismo, repetido como un mantra:

“No me metí en esto para guiar a ovejas, sino para despertar leones que rujan”.

“La izquierda es la que te dice que para salir de un pozo tenés que seguir cavando”.

“Como definió el gran prócer argentino, Alberto Benegas Lynch hijo, el liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y en defensa del derecho a la vida, la libertad y la propiedad”.

“Como dice el Himno Nacional Argentino: libertad, libertad, libertad”.

Cada una de las cuatro frases es rematada con un insulto: mierda, idiotas, ratas, carajo, en ese orden.

En tanto, los periodistas están ensimismados en sus celulares, a la espera de la llegada de El Candidato.

Son apenas las siete y media de la tarde y la irrupción de Milei está anunciada para las 10 de la noche.

Demasiado.

Desde el búnker de Juntos, pero no tanto

Esta vez es todo distinto, menos lo mismo. En el predio de Costa Salguero, donde desde hace cuatro elecciones el partido de Macri y ahora Larreta monta su centro electoral, el escenario esta vez está al aire libre y con una platea de silla blancas que a esta hora están desiertas.

Lo idéntico, entonces, es el Mago Sin Dientes, de galera y frac negro, sonriendo para las cámaras.

La sala de prensa está montada en una carpa, con las sillas multicolores y el largo mostrador blanco que contendrá a las y los candidatos para enfrentar a la prensa.

En ese desierto escenario, hay dos responsables de prensa del Gobierno de la Ciudad, celular en mano, que reiteran ante las consultas la respuesta que no saben: no hay información sobre a qué hora hablarán ni darán conferencia ni tienen cifras ni resultados.

Nada indica que esta es la sede de los ganadores de esta noche, sino más bien parece el centro de una tensa negociación entre todos los sectores internos que participaron de esta elección.

Queda claro cuando, finalmente, ya cerca de las 10 de la noche y con la platea blanca semi ocupada, irrumpen en el escenario Paula Oliveto y Martín Tetaz, quienes ofician de presentadores.

El primero: Fernando Iglesias, el diputado que renueva su banca.

Tras él, los que completan la lista de diputados y legisladores porteños. Luego, hablará Ricardo López Murphy.

Mudo, en cambio, dejaron al otro candidato que los enfrentó en estas internas abiertas, el ex ministro de Salud Adolfo Rubistein, aunque está parado a su lado.

Luego fue el turno del silencio de los popes locales: Larreta y Macri. Finalmente, habló Vidal.

Todos los que pudieron hablar hicieron referencia al voto castigo por el mal manejo de la pandemia, pero fue Vidal la única que reconoció que en este triunfo había para la oposición un mensaje:

“Hoy no nos dieron un cheque en blanco. Nos dieron una tarea y una responsabilidad: unirnos. Porque juntos tenemos más fuerza”

Qué significa esta tarea y esta responsabilidad es la preocupación que parece afectar desde esta noche al intestino de la oposición.

Libertad, libertad, libertad…¿lo qué?

Son casi las once de la noche y en la puerta del hotel que cobija a Milei hay ya un centenar de personas que gritan ahora más eufóricas “Libertad, libertad, libertad”. Mayoría de hombres, muchos muy jóvenes, que se definen como “libertarios”. Les pregunto qué significa esa definición y lo que responden es una lista de prohibiciones, todas dirigidas al Estado, que suponen el gran castrador.

El enemigo, aseguran, son “las ratas”: se refieren así a los políticos, en general, a quienes adjudican todos los males que padecen: la falta de empleo, de oportunidades y de futuro, en ese orden.

Hablan de la cantidad de jóvenes que quieren irse del país, de los negocios que cierran y de los impuestos que pagan. Hablan también de la Ley de Alquileres, de la pobreza y del hambre.

Hablan de la necesidad de darles a los políticos un “escarmiento” para que se “asusten”. Dicen finalmente que es necesario que le tengan miedo al pueblo porque si no hacen lo que hacen. Les pregunto entonces qué es lo que hacen los políticos que no temen al pueblo. Y responden sin dudar: “Se cagan en nosotros”.

Adentro, ya en la sala de prensa, un señor muy amable y viejito pide disculpas por la demora en atender a la prensa. “Es que Milei está hablando con Lanata”, dice sonriendo.

Minutos después, el candidato del pelo enmarañado, se enfrenta a los micrófonos: “Hemos demostrado que el liberalismo representa el 25% de esta Capital y estamos en condiciones de desplazar al kichnerismo al tercer lugar. Y si los leones se siguen despertando estamos en condiciones también de ganarle a las palomas de Juntos por el Cambio”, arranca.

Sigue “Los liberales no podemos estar representados por una opción que nos ha subido los impuestos. A ver, ¿la ley de alquileres de quién es? ¿La ley de góndolas de quién es? Las palomas de Juntos por el Cambio son socios del kichnerismo. Son parte del problema, no de la solución. El votante tiene que dejar de lado a los políticos corruptos, mentirosos y embusteros Nos hicieron esclavos de esta clase política parasitaria e inútil. Y nosotros nos metimos en el barro político para sacar a patadas a estos políticos ladrones”.

Le pregunto entonces si esa definición incluye a Larreta.

Milei eyecta sus ojos claros al enfocarme y responde:

“Incluye a todo el ala socialdemócrata”.

Repregunto:

-En anteriores elecciones hemos visto como un opositor como Lousteau terminó asociado a Larreta. ¿Usted puede asegurar que descarta totalmente una alianza?

No entiende la pregunta o quizá su respuesta, así que el señor amable y viejito se la reitera y se la explica. Luego, Milei responde:

-A ver: Lousteau es socialdemócrata. Yo soy liberal. O sea: mi línea divisoria es lo socialdemócrata. En mi mundo, de un lado están los liberales, los libertarios, los conservadores, la derecha, la centro derecha y del otro lado está la socialdemocracia y toda la izquierda…

-¿Y a su derecha la pared?

-¿Por qué me faltás el respeto?

-No es una falta de respeto: es una descripción o en todo caso una síntesis de lo que acaba de enunciar.

-Yo soy liberal. Si no conocés las calificaciones no es mi problema.

Así Milei da por terminada la conferencia de prensa y se dirige a la puerta del hotel, al encuentro con sus fanáticos a quienes a los gritos y como un credo los hace recitar la definición de liberalismo creada por Benegas Lynch, hijo, el economista que propone la demarquía –la elección de gobernantes por sorteo– y el fin del salario mínimo, el aguinaldo y la jubilación. “No puede ser”, me responde el joven a quien le pregunto si conocía esa parte del pensamiento del prócer libertario, antes de sumarse al grito colectivo que truena “libertad, libertad, libertad”.

FUENTE: La Vaca

Por Claudia Acuña. Fotos: Ignacio Yuchark.

Otra víctima por coronavirus en una escuela porteña

Con un emotivo mensaje pegado en la puerta del establecimiento, la comunidad escolar de la Escuela 14 DE 2, despidió este lunes a Nelly Espejo, quien se desempeñaba como auxiliar en el comedor y falleció tras contraer Covid-19.

Tiempo pudo saber que la víctima tenía un hijo de 18 años y que era personal del concesionario que opera en el lugar. Este caso se conoce mientras continúa la discusión entre Nación, Ciudad y Provincia por la presencialidad de las clases.

Más temprano, en diálogo con El Destape Radio, el ministro de Educación del gobierno nacional, Nicolás Trotta, había advertido que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, «pone en riesgo a toda la comunidad educativa» y a «toda la sociedad» con su decisión de mantener la presencialidad en algunos niveles de la educación en la ciudad de Buenos Aires, más allá de que el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del presidente Alberto Fernández dispone la virtualidad para las escuelas para las zonas de alerta epidemiológica, como es el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). 

En sentido opuesto, el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, justificó el regreso a las aulas para los niveles inicial, primaria, especial y los dos primeros años de la secundaria en que “esta última semana (por la pasada) cambió la tendencia: el aumento se detuvo, la curva se amesetó y se puede percibir una leve baja».

FUENTE: Tiempo Argentino

Un oportunista que juega con la vida y la muerte

La ventana del departamento de planta baja quedaba justo en una esquina. La persiana antigua de hierro estaba abierta hacia ambos lados. Era imposible no escuchar. Una mujer lloraba. Era tan intensa la congoja que, cuando hablaba, entre sollozos, casi no tenía aire. “Duele mucho. Duele mucho no poder acercarse y decirle algo. Duele mucho”.

(Foto: Telam)

Entre las vivencias desgarradoras que la pandemia distribuye con su crueldad implacable está la imposibilidad de acompañar al familiar internado. Es habitual, sin pandemia, que cuando una persona está en terapia intensiva algún ser querido se quede cerca, en alguna salita próxima a la habitación, tirado en un sillón, si hay, para cada tanto acercarse a mirar cómo sigue el paciente.

Cuando nacen bebes prematuros, los pasillos que rodean a la sala en la que están las incubadoras se vuelven un hotel para las parejas de padres. Se arman amistades. Se comparte la evolución de cada bebe como si fuera una carrera de obstáculos que se van superando y el público festeja a todos los corredores.

El coronavirus trajo la vivencia gélida de la internación en soledad, entre tantos desgarros para el ser humano, que sólo existe, crece, aprende, se reproduce, si está con otros, si se toca con otros. El aislamiento necesario para mitigar la pandemia es contrario a las pulsiones más básicas.

Por todo esto es que se vuelve tan importante señalar el oportunismo criminal de Horacio Rodríguez Larreta. Su desacato a la Constitución Nacional para mantener las escuelas abiertas en medio de la crisis sanitaria colabora con la expansión de la enfermedad. No hay un solo país que haya logrado bajar los casos de COVID-19, con el nivel que tienen en el AMBA, sin cerrar las escuelas. No hay ninguno. Por eso el gobierno porteño no puede mostrar un ejemplo. ¿Acaso no lo saben?

Los supuestos genios del marketing político no se dieron cuenta de que el fallo de la justicia federal les había dado la oportunidad de salir de su mentira, que en las escuelas no hay contagios, y dejar que el costo por las clases virtuales lo pagara Alberto Fernández. Ahora juegan a la ruleta rusa, con un ojo en las encuestas y el otro en los hospitales porteños que han comenzado a colapsar. Es un hecho. Ya no es una amenaza.

El gobierno nacional y el bonaerense tendrían que incorporar en su discurso la comprensión por la angustia de miles de padres. Nadie se angustia porque no haya clases presenciales durante dos semanas. El tema es que los padres no creen que van a ser dos semanas. Y esto ocurre por la experiencia del año pasado, más allá de la manipulación mediática, siempre dispuesta a enloquecer a la población.

El presidente había dicho en 2020 que a ninguna persona le cambia la vida por recibirse un año más tarde. Es cierto. No deja de ser una mirada sólo desde la perspectiva adulta. Doce meses no son lo mismo para un estudiante de abogacía de 30 años que para un niño de tercer grado. El tiempo en sí mismo es más extenso en la infancia. El impacto psicológico y emocional es incomparable. No se trata de tender puentes con Larreta. Hay que tenderlos con los padres que tienen esa preocupación. La respuesta no puede ser una competencia del dolor, en la que se minimice esta demanda poniendo por delante que hay gente muriéndose. Eso no construye puentes, que es una vocación indiscutible del presidente.

Clases presenciales una vez por semana puede ser mejor que nada, cuando el contexto lo permita. Una semana virtual y otro presencial para garantizar cierto aislamiento. En Dinamarca, por ejemplo, son 15 días y 15 días, por el ciclo del virus. Por supuesto que con casi 30 mil casos diarios todo es imposible. Es para el mediano plazo, barajar opciones, volver a recibir a los padres, entender la preocupación y no minimizarla. Eso serviría para quebrar el trauma que quedó en muchas familias por lo ocurrido con las clases presenciales el año pasado. Esa memoria social es el combustible sobre el que se monta la estrategia oportunista-y criminal-de Larreta.

No es imposible dejarlo sin nafta.

FUENTE: Tiempo Argentino

The Lancet y Gamaleya dejaron en ridículo a la oposición macrista

Con tantas vidas en juego, es un misterio la forma en que el macrismo armó la trampa y cayó en ella. Sorprende la base de ignorancia e ideologismo con que la principal oposición y los medios que la alimentan tiñeron hasta ahora su actitud frente a la epidemia.

Por: Luis Bruschtein

La publicación del informe de fase 3 de la vacuna Sputnik V en la revista científica The Lancet dejó la sensación de que la gestión macrista de la epidemia hubiera sido una tragedia. El anuncio de Wado de Pedro de que se formará el ente público que se encargará de licitar las obras del canal Magdalena, en el Río de la Plata, dejó la sensación de que el Estado comprendió que, si quiere desarrollar las exportaciones, tiene que ampliar y controlar las puertas de entrada y de salida.

Son sensaciones. Alguna más fuerte que la otra. Pero The Lancet y Gamaleya dejaron en ridículo a la oposición macrista. La publicación no fue sorpresiva, más bien lo contrario: era esperada y se procesó al ritmo de la epidemia. Es un misterio la forma en que el macrismo armó la trampa y cayó en ella.

No se trata de festejar porque alguien tuvo la razón. Es mucho más que eso. 

Hay muchas vidas en juego.

La base de ignorancia e ideologicismo con que el macrismo tiñó hasta ahora su actitud frente a la epidemia demuestra que, si hubiera dependido de ellos, el país ahora estaría al final de la fila de los que esperan alguna vacuna. Y eso hubiera costado miles y miles de vidas.

Cuando se declaró la epidemia era claro que los laboratorios con mayor experiencia en estos temas se iban a lanzar de lleno a diseñar vacunas propias. Y entre esos laboratorios estaba Gamaleya, de Rusia, que se dedica exactamente a eso, y es uno de los que tiene mayor experiencia. 

Con esos antecedentes, la vacuna que iba a producir sería una vacuna buena. Si el laboratorio es ruso, soviético o budista de la segunda ascensión, no tiene ninguna importancia. Solamente un bruto puede objetar los antecedentes científicos con esos argumentos, como hicieron los dirigentes macristas acompañados por el coro ramplón de periodistas y medios hegemónicos.

Es claro que el elemento de fondo era la guerra comercial desatada por los laboratorios trasnacionales, pero los argumentos bizarros que usaron fueron de ese calibre. Es difícil de asumir que los amplificadores del sentido común hegemónico, poseedores excluyentes de la inteligencia y la verdad, sean tan brutos.

Hubo que digerir la denuncia al Estado por envenenamiento que hizo Elisa Carrió, los comentarios desdeñosos de los cortesanos mediáticos y la cara de reflexivos cuando decían que no había información. “No me vas a decir que no lo hizo por ideología cuando eligió a la vacuna rusa, che”, se escuchó decir en Corea de lo incierto.

La información de la fase tres de la Sputnik le llegó al Gobierno al mismo tiempo que a The Lancet. La publicación se toma su tiempo, estudia los resultados, repregunta, vuelve a estudiar y después tiene una agenda de publicación.

Los técnicos de la Anmat hicieron ese proceso, pero se fueron a Rusia. No esperaron las respuestas sino que las fueron a buscar.

Finalmente esa astucia de guiñar el ojo canchero y hablar de afinidad ideológica se demostró una gran estupidez sostenida por prejuicios berretas, anticomunistas de la Guerra Fría o etnicistas.

Porque The Lancet, demostró que de todas las vacunas que hay en el planeta, la mejor elección era la de Gamaleya.

Es una de las tres que mostraron eficiencia por encima del 90 por ciento, junto con la de Moderna y la de Pfizer. Pero las otras dos cuestan el triple o el doble, respectivamente, y además requieren una lógística muy cara para mantener a la vacuna por debajo de los 80 grados bajo cero.

En este momento, Europa se disputa la vacuna rusa, México y Panamá seguirán los pasos del gobierno argentino y Paraguay y Brasil dieron el visto bueno a la vacuna porque se lo dio la Anmat de Argentina. Perú le pidió al presidente Alberto Fernández que le gestione vacunas con el gobierno ruso. Y el gobierno ruso ofreció transferir tecnología para que la vacuna se fabrique en Argentina.

El gobierno de CABA quedó inmerso en esa estrategia barbárica del macrismo. Fernán Quirós, el ministro de Salud porteño, y uno de los aspirantes a reemplazar a Horacio Rodríguez Larreta, dio a entender más de una vez sus recelos con la Sputnik y dijo que no había información cuando el gobierno nacional le había dado toda la que necesitaba.

Resulta insólito que en la provincia de Buenos Aires la gente está recibiendo mensajes con la fecha en que deberá presentarse para ser vacunada, y en CABA no haya ninguna información. Porque ahora la excusa es el retraso de una o dos semanas en la provisión de la vacuna.

El macrismo y los periodistas y medios que lo respaldan basaron un discurso opositor a la política sanitaria del Gobierno en una serie de prejuicios, lugares comunes burdos y afirmaciones anticientíficas.

Hay una diputada macrista que sigue impulsando el consumo de dióxido de cloro y varios de ellos insisten en que no se vacunarán.

Si hubieran estado en el gobierno y hubieran montado la estrategia sanitaria sobre esa montaña de basura, Argentina ahora estaría viviendo una tragedia mucho peor de la que atraviesa.

The Lancet reafirmó la estrategia impulsada por el gobierno de Alberto Fernández frente a la epidemia, un tema tan estratégico, si se quiere, como ha sido la negociación de la deuda externa. Hay otro tema vertebral que tiene connotaciones con los precios, con la recaudación y en general con el diseño de un proyecto de país.

Porque resulta contradictorio que Argentina sea uno de los principales exportadores de alimentos y que la principal vía de salida de esas exportaciones sea una hidrovía abandonada a concesiones a empresas privadas que no tienen fiscalización real del Estado.

Paraguay tiene la tercera flota fluvial del planeta. Y el puerto de mayor actividad de esa flota es el uruguayo de Palmira. Las investigaciones sobre Vicentin demuestran que 

Argentina pierde 1900 millones de dólares al año por el contrabando de soja argentina a Paraguay.

Y esa cifra puede ser todavía mayor. Resulta evidente que cualquier proyecto que pretenda incrementar la capacidad exportadora y racionalizarla para que sus beneficios se extiendan a todo el país, necesita un rediseño de la situación anárquica que tiene hoy la principal vía de salida de las exportaciones.

La vieja licitación es de la época del menemismo, al igual que era la de los ferrocarriles, por la que el gobierno de Cristina Kirchner debió pagar un altísimo costo al postergar su revisión.

Como la vieja concesión está a punto de vencer, el Gobierno llamó a una nueva licitación. El senador Jorge Taiana propuso la creación de una Administradora Federal con representantes del gobierno nacional y de las provincias involucradas en la hidrovía para administrarla.

El anuncio de Wado de Pedro se refiere a un tema puntual en ese cuadro más amplio, que es la creación de una Unidad Ejecutora, un ente público que deberá controlar la licitación y el dragado del canal Magdalena en el Río de la Plata, cuyo objetivo es abrir otra puerta de entrada y facilitar la circulación fluvial entre las regiones del país y hacia el exterior. El costo de la obra será de 350 millones de dólares y su finalización está prevista para 2023.

La quiebra de Vicentin expuso el cruce de poderosos intereses que confluyen en la hidrovía así como su carácter estratégico. Ningún gobierno puede hacerse ilusiones con la exportación como uno de los pilares principales de la economía si no tiene control sobre la principal vía de salida de esas exportaciones. 

Hasta ahora la hidrovía funcionaba como si fuera otro país.

Así funcionaban los trenes con las concesiones viejas, hasta que estallaron y el Estado tuvo que hacerse cargo con un costo enorme material y político.

FUENTE: Página 12

Tras volver de la costa Rodríguez Larreta dio positivo en coronavirus y está en aislamiento

7 enero, 2021dn

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, informó este miércoles que dio positivo de coronavirus, tras regresar de la costa atlántica donde pasó el fin de semana, y se encuentra en aislamiento en su domicilio.

Rodríguez Larreta había pasado el fin de semana en la Costa con su familia

“Ayer volví de la Costa, donde pasé el fin de semana en familia. Como tuve dolor de cabeza, decidí no esperar e hisoparme. Hoy el resultado dio positivo. Estoy bien en casa. Por favor sigamos cuidándonos y, ante el primer síntoma o a la vuelta de las vacaciones, hagámonos el test”, publicó en su cuenta de Twitter.https://platform.twitter.com/embed/index.html?creatorScreenName=360digitalN&dnt=true&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1346818850835361794&lang=es&origin=http%3A%2F%2F360digitalnoticias.com%2Ftras-volver-de-la-costa-rodriguez-larreta-dio-positivo-en-coronavirus-y-esta-en-aislamiento%2F&siteScreenName=360digitalN&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

La confirmación del positivo por coronavirus de Horacio Rodríguez Larreta se da en la misma jornada en la cual el presidente Alberto Fernández mantendrá esta mediodía una reunión por videoconferencia con los gobernadores de todo el país, y también con el propio Jefe de Gobierno porteño, para analizar la situación epidemiológica ante el aumento de casos por coronavirus.

El martes, Rodríguez Larreta había publicado un video en sus redes sociales, donde se lo veía sacando un turno para realizarse el control que deben realizarse los porteños cuando regresan a la ciudad si viajan a más de 150 kilómetros.

“Recuerden que si viajan a más de 150 kilómetros de la Ciudad y durante más de cuatro días, es importante que saquen un turno para hacerse el test cuando vuelvan en cualquiera de los centros de testeo. Yo ya lo hice. En http://buenosaires.gob.ar/vacacionesresponsables tienen toda la info”, publicó el jefe de Gobierno porteño en su cuenta de Twitter.

El estado de salud del Jefe de Gobierno

Al ser consultado sobre el estado de la salud del jefe de gobierno porteño, el secretario de Salud de la ciudad, Fernán Quirós, afirmó -en declaraciones a Radio Con Vos- que Rodríguez Larreta “está muy bien” y explicó: “Volvió de viaje anoche y se hizo el test y le dio positivo. Está con un poco de cefalea y no mucho más que eso”.

En su estadía en la costa, Rodríguez Larreta compartió un asado en la casa del presidente del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, en un barrio cerrado de Pinamar, al que asistió además el intendente de esa ciudad, Martín Yeza, entre otros dirigentes.

Fuentes allegadas a Ritondo confirmaron que si bien el encuentro se realizó al aire libre, el jefe de diputados del PRO se someterá a un hisopado y en las próximas horas se conocerá el resultado.

Más controles en la Costa

Por otro lado, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, mantuvo un encuentro con intendentes de los partidos de la Costa Atlántica, en el que se decidió intensificar los controles y las campañas de difusión con las medidas de prevención.

Según el último reporte oficial de casos, el martes se informaron 13.790 nuevos casos de Covid-19.

Con estos registros, ​suman 1.662.730 los positivos en el país, de los cuáles 1.466.616 son pacientes recuperados y 152.329 son casos confirmados activos.

También se notificaron 151 nuevas muertes, que elevaron la cantidad de personas fallecidas a 43.785.

FUENTE: Télam

INICIO

Tras volver de la costa Rodríguez Larreta dio positivo en coronavirus y está en aislamiento

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, informó este miércoles que dio positivo de coronavirus, tras regresar de la costa atlántica donde pasó el fin de semana, y se encuentra en aislamiento en su domicilio.

Rodríguez Larreta había pasado el fin de semana en la Costa con su familia

«Ayer volví de la Costa, donde pasé el fin de semana en familia. Como tuve dolor de cabeza, decidí no esperar e hisoparme. Hoy el resultado dio positivo. Estoy bien en casa. Por favor sigamos cuidándonos y, ante el primer síntoma o a la vuelta de las vacaciones, hagámonos el test», publicó en su cuenta de Twitter.

La confirmación del positivo por coronavirus de Horacio Rodríguez Larreta se da en la misma jornada en la cual el presidente Alberto Fernández mantendrá esta mediodía una reunión por videoconferencia con los gobernadores de todo el país, y también con el propio Jefe de Gobierno porteño, para analizar la situación epidemiológica ante el aumento de casos por coronavirus.

El martes, Rodríguez Larreta había publicado un video en sus redes sociales, donde se lo veía sacando un turno para realizarse el control que deben realizarse los porteños cuando regresan a la ciudad si viajan a más de 150 kilómetros.

«Recuerden que si viajan a más de 150 kilómetros de la Ciudad y durante más de cuatro días, es importante que saquen un turno para hacerse el test cuando vuelvan en cualquiera de los centros de testeo. Yo ya lo hice. En http://buenosaires.gob.ar/vacacionesresponsables tienen toda la info», publicó el jefe de Gobierno porteño en su cuenta de Twitter.

El estado de salud del Jefe de Gobierno

Al ser consultado sobre el estado de la salud del jefe de gobierno porteño, el secretario de Salud de la ciudad, Fernán Quirós, afirmó -en declaraciones a Radio Con Vos- que Rodríguez Larreta «está muy bien» y explicó: «Volvió de viaje anoche y se hizo el test y le dio positivo. Está con un poco de cefalea y no mucho más que eso».

En su estadía en la costa, Rodríguez Larreta compartió un asado en la casa del presidente del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo, en un barrio cerrado de Pinamar, al que asistió además el intendente de esa ciudad, Martín Yeza, entre otros dirigentes.

Fuentes allegadas a Ritondo confirmaron que si bien el encuentro se realizó al aire libre, el jefe de diputados del PRO se someterá a un hisopado y en las próximas horas se conocerá el resultado.

Más controles en la Costa

Por otro lado, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, mantuvo un encuentro con intendentes de los partidos de la Costa Atlántica, en el que se decidió intensificar los controles y las campañas de difusión con las medidas de prevención.

Según el último reporte oficial de casos, el martes se informaron 13.790 nuevos casos de Covid-19.

Con estos registros, ​suman 1.662.730 los positivos en el país, de los cuáles 1.466.616 son pacientes recuperados y 152.329 son casos confirmados activos.

También se notificaron 151 nuevas muertes, que elevaron la cantidad de personas fallecidas a 43.785.

FUENTE: Télam

El AMBA pasa a la fase de Distanciamiento Social

Alberto Fernández hizo el anuncio acompañado por Ginés García González y Carla Vizzotti, aclaró que el abandono del «aislamiento» y el ingreso a la fase de «distanciamiento» es posible porque la región metropolitana atraviesa ocho semanas consecutivas de caída de casos.

El AMBA pasa a la fase de Distanciamiento Social

El presidente Alberto Fernández anunció que el AMBA pasará desde el próximo lunes y hasta el 29 de noviembre a una etapa de distanciamiento, social preventivo y obligatorio (Dispo), ante la baja de casos de coronavirus en las últimas ocho semanas, pero advirtió que el transporte público seguirá con restricciones y sólo podrá ser utilizado por personal esencial.

«Es hora de que el AMBA pase a una etapa de distanciamiento, social preventivo y obligatorio» dijo el mandatario en un mensaje grabado desde la residencia de Olivos, aunque enseguida advirtió que, a pesar de la medida, «el problema esta lejos de haber sido resuelto».

En ese sentido, apeló a la «responsabilidad ciudadana» para mantener las medidas de cuidado personal ante la posibilidad de contagios.

Con todo, Fernández puntualizó que el transporte público en el AMBA seguirá con restricciones y sólo podrá ser utilizado por personal esencial, ya que es allí donde se producen la mayor cantidad de contagios, mientras el resto de la población podrá transitar sin sus permisos de circulación.

El Presidente explicó que la decisión de que el AMBA pasé a una etapa de Dispo fue posible ante la baja de casos de coronavirus que experimentó la región en las últimas ocho semanas.

Anunció además que departamentos de diez provincias en los que hay aumento o multiplicidad de casos de coronavirus continuarán en aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 29 de noviembre, algo que, sostuvo, fue pedido por los gobernadores de esos distritos.

Asimismo, reiteró que los problemas generados por la pandemia «continúan» y es necesario «seguir con los cuidados» sanitarios, tanto en contexto de aislamiento como de distanciamiento y ratificó que el Gobierno nacional seguirá «de cerca la evolución de la pandemia en todo el país».

El anuncio presidencial tuvo lugar luego de la reunión que el Presidente mantuvo en la quinta de Olivos con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para evaluar los alcances de la nueva fase en el área metropolitana de Buenos Aires.

En su mensaje desde la Residencia de Olivos, Fernández se mostró «satisfecho» con el logro de que «ningún porteño o bonaerense se haya visto obligado a carecer de atención médica debido a deficiencias del sistema» y valoró el trabajo «mancomunado» realizado entre la Nación, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad en el combate contra el coronavirus.

Fernández expresó además su deseo de que «para el 29 de noviembre la Argentina esté en un proceso de distanciamiento» y que «los contagios de coronavirus y muertes sigan cediendo», a la vez que llamó a «unir esfuerzos para vacunar a los argentinos», al anunciar las medidas en el marco de la pandemia.

Las vacunas contra el Coronavirus

El Presidente dedicó parte de su mensaje para referirse a la larga charla telefónica que mantuvo esta tarde con su par de Rusia, Vladimir Putin, una conversación que -dijo- estuvo centrada en cómo «preparar» a la Argentina para la vacuna contra el coronavirus que se produce en esa nación.

Alberto Fernández aseguró que la tarea de vacunar exige «un esfuerzo» de logística y que en ese sentido está trabajando el Gobierno nacional.

Detalló que se creará «un comando con las provincias para organizar la vacunación para los argentinos», y aseguró que gracias al acuerdo con Rusia se podrá «contar prontamente» con una medicación para combatir a la Covid-19.

Con todo, aclaró que están en contacto también con «otros laboratorios», además del ruso, con el objetivo que «los argentinos puedan contar en el menor tiempo posible con la vacuna» para poder retomar sus actividades.

FUENTE: Télam

El diálogo a solas de Alberto Fernández con Rodríguez Larreta

Conversaron durante más de una hora el jueves a la noche, luego de la reunión con Axel Kicillof. Aunque cada uno mantuvo su postura quedaron en no romper el diálogo.

«Ojo, te vas a meter en un lío porque no tenés derecho a reclamar, lo que te pasó Macri estuvo mal dado y vos lo sabés»


le advirtió el presidente Alberto Fernández al jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta sobre la presentación judicial que haría la administración porteña ante la Corte Suprema por el recorte de los fondos que le envía la Nación por el traspaso de la policía.

Fue el jueves a la noche en Olivos y se extendió durante más de una hora, luego de que terminaran el encuentro con el gobernador Axel Kicillof para definir cómo seguiría la cuarentena.

El Presidente le adelantó a Rodríguez Larreta que buscarían aprobar rápidamente la ley que fijará los recursos que le abonará la Nación de ahora en más y el jefe de gobierno le explicó que no tenía otra que recurrir a la Justicia porque podría faltar a los deberes de funcionario si no lo hacía.

Desde ambos sectores aseguraron que la conversación siempre mantuvo el buen tono y que los dos coincidieron en la conveniencia de no romper el diálogo. El jefe de gobierno fue particularmente insistente sobre este punto.

El encuentro fue la continuación del capítulo iniciado la semana pasada, cuando el Presidente resolvió a través de un decreto derivar más de un punto de los recursos que le enviaba a la Ciudad para que la provincia de Buenos Aires tuviera un fondo de financiamiento que le sirviera para resolver la protesta policial.

En Gobierno admitían que Rodríguez Larreta no fue advertido con tiempo de la poda que se le haría. «Si se lo decíamos uno o dos días antes hubiera sido tapa de todos los diarios, nos presentaban un amparo y no hubiéramos podido hacer nada«, era la explicación que daban en Olivos.

De la misma manera, también sostenían que el tema no era para nada nuevo y que ya la primera vez que se reunieron, en diciembre pasado, cuatro días antes de que Fernández asumiera como presidente, la cuestión estuvo en la charla. Rodríguez Larreta le dijo entonces que siguieran conversándolo.

Los diálogos continuaron a través de los equipos técnicos de la Ciudad y del ministerio del Interior y quedaron interrumpidos en marzo por la pandemia.

«Pero él siempre supo que íbamos a hacer esto, no puede decir que lo sorprendió. No se lo avisamos en el momento que lo haríamos ni tampoco de cuánto sería el monto, pero porque en las conversaciones nunca se llegó a definir», detallaban en Gobierno.

Según las estimaciones de los equipos de Interior que encabeza la secretaria de Provincias, Silvina Batakis, en vez de los 2,35 puntos de los fondos coparticipables que le traspasó Mauricio Macri por un decreto simple en enero de 2016 -que con el 1,4 que ya recibía la Capital alcanzaba el total de 3,75 por ciento- correspondía apenas el 0,92 por ciento.

Así se puso en el decreto que firmó el Presidente la semana pasada -que estableció que la suma que se traspasaría equivaldría al 2,32 por ciento- pero que en el proyecto de ley que ingresó el miércoles al Senado se calculó de otra manera. Allí se puso que se continuaría abonando el porcentaje histórico del 1,4 por ciento más una suma que para este año equivale a 24.500 millones de pesos que se irá actualizando según una fórmula que combinará el sueldo promedio de la Policía Federal junto el índice de precios del Indec.

«No es porcentaje porque no es coparticipación, esto sale de los fondos coparticipables que le quedan a la Nación. Entonces le daremos el 1,4 por ciento más la suma para pagar el servicio de la policía traspasada.

La ley va a ser muy buena para la Ciudad porque le va a dar certeza de que eso ya es inmodificable.


Acá se hizo todo por decreto y eso va en contra de lo que establece la Constitución, que dice que el pase del servicio y sus recursos tiene que ser por una ley», explicaban en Gobierno.

El Presidente le comentó esto mismo a Rodríguez Larreta en Olivos. Para entonces, jueves a la noche, el proyecto de ley ya había ingresado al Senado donde el oficialismo tiene mayoría y es de imaginar que le dará un rápido tratamiento.

En cambio, la demanda judicial porteña todavía no había llegado a Tribunales, aunque el jefe de gobierno le adelantó que lo haría al otro día.

Había obvios motivos políticos para ello: Rodríguez Larreta no podía quedar inerte ante la opinión pública frente una quita de recursos y sin presentar una defensa. Aunque en el diálogo con el Presidente sólo mencionó argumentos legales. Le dijo que si no presentaba un amparo ante la Corte Suprema alguien lo podría acusar de incumplimiento de los deberes de funcionario público por ver cómo le quitaban recursos a la Ciudad y no hacer nada.

Fernández le reconoció que era cierto, pero también le advirtió: «Te vas a meter en un lío, lo de Macri estuvo mal dado. Te pueden rechazar la demanda y preparate, porque después pueden salir todas las provincias a reclamar lo que cobraste de más. Te estás exponiendo una enormidad, si la Justicia dice que no correspondía todo ese dinero que se traspasó a la Ciudad deja la puerta abierta para el reclamo».

Según explicaban los funcionarios que se ocupan de los temas jurídicos del Gobierno, a eso se lo llama «enriquecimiento sin causa«. Ese excedente fue calculado por los técnicos de Interior en 86.269 millones de pesos entre 2016 y 2019, por lo que rondaría los 100 mil millones sumados los meses que van de este año.

El jefe de gobierno reiteró que al otro día presentaría la demanda pero que su intención era encontrar alguna solución conciliatoria. «Bueno, veremos que dice la presentación judicial», le respondió Fernández.

Ambos coincidieron que debían mantener el diálogo, un punto en el que el jefe de gobierno insistió una y otra vez.


«Está claro que el no quiere quedar pegado a Macri y a Patricia Bullrich. Debe tener encuestas que le dicen que ellos tienen mala imagen y nosotros no, porque fue muy reiterativo en que no debíamos perder el contacto», evaluaban cerca del Presidente.

FUENTE: Página 12